Nuevas recetas

Intelligentsia Coffee abrirá en San Francisco

Intelligentsia Coffee abrirá en San Francisco

Buenas noticias para los amantes de la compañía de café de Chicago: finalmente abre en Potrero Hill

San Francisco está recibiendo toda la atención recientemente por su cafeterías de las que hablamos. Ahora, la famosa compañía de café de Chicago, Intelligentsia, anunció que (finalmente) abrirá en San Francisco después de dos largos años.

El San Francisco Chronicle informa que Intelligentsia firmó originalmente un contrato de arrendamiento para el espacio de Potrero Hill de 5,000 pies cuadrados en 2010. Fue originalmente un socio con la antigua cafetería Ecco; sin embargo, los planes de apertura se suspendieron por motivos económicos. Ahora, el sueño finalmente puede hacerse realidad: la cafetería está a un permiso de la ciudad de abrir su octava tienda en todo el país.

La cafetería Intelligentsia San Francisco seguirá rindiendo homenaje a la cafetería anterior, con una línea de café Ecco Project que utilizará granos raros. Ecco ya no está involucrado con la nueva tienda, por lo que solo es café de Intelligentsia.

Intelligentsia no es la única cafetería nueva que recibe atención en el área de la bahía; San Francisco Business Times también toma nota de las aperturas de Machine Coffee & Deli, Contraband Coffee y Front Café. Esta es una ciudad amante del café.


THE BAKER - Blum's se ha ido pero no se ha olvidado

Examinar mi colección de recetas para un delicioso postre clásico es una tarea abrumadora. Mis archivos representan muchos años, estilos y recuerdos, y muchos clásicos.

Pero debo declarar que mi favorito de todos los tiempos es Blum's Coffee Crunch Cake.

Las queridas pastelerías Blum's en San Francisco, principalmente la de Union Square, eran lugares donde la gente se reunía regularmente para comer. La tienda de Blum a la que iba con más frecuencia estaba en Palo Alto, directamente al lado de I. Magnin en el centro comercial Stanford.

Una razón por la que muchos de nosotros en el Área de la Bahía recordamos a Blum's con tanto cariño es el Coffee Crunch Cake. Encaja perfectamente como un pastel para ocasiones especiales, así como un dulce de media tarde.

Fue simple, en cierto modo. Un bizcocho ligero con solo una pizca de limón y vainilla, tenía una rica crema batida espesa esparcida finamente entre las capas y en los lados y la parte superior estaba cubierta con caramelo crujiente de café agridulce triturado. Las texturas de esponjoso, sedoso y crujiente son grandiosas juntas, lo que demuestra que el todo es mejor que la suma de sus partes. Fue un clásico instantáneo.

Cuando las tiendas de Blum cerraron en los años 70, la receta de Coffee Crunch Cake seguía siendo un secreto bien guardado. Pero hoy estos dulces recuerdos son posibles en tu propia cocina. Y ahora las generaciones más jóvenes están desarrollando una nostalgia propia por este delicioso clásico.

TORTA CRUJIENTE DE CAFÉ BLUM'S

INGREDIENTES:

Coffee Crunch - Aceite vegetal sin sabor - 1 cucharada de bicarbonato de sodio, tamizado - 1/4 taza de café fuerte - 1 1/2 tazas de azúcar - 1/4 taza de jarabe de maíz ligero

Glaseado - 2 tazas de crema espesa - 2 cucharadas de azúcar - 2 cucharaditas de vainilla

MODO DE EMPLEO: Para el bizcocho: Ajuste la rejilla en el tercio inferior del horno, precaliente el horno a 350 grados. Tamizar la harina, 3/4 taza de azúcar y la sal en una hoja de papel encerado y reservar.

Con una batidora eléctrica, bata las yemas de huevo con 1/4 de taza de azúcar hasta que estén espesas y de color amarillo pálido. Agregue agua y bata hasta que espese, aproximadamente 4 minutos.

Batir las claras de huevo en un tazón de una batidora resistente hasta que estén espumosas. Agregue el cremor tártaro batiendo hasta que se formen picos suaves. Agregue la 1/2 taza de azúcar restante en un flujo constante, batiendo hasta que se formen picos más gruesos, rígidos y brillantes, aproximadamente de 2 a 3 minutos. Batir la vainilla, el jugo de limón y la ralladura de limón. Vierta la mezcla de yemas sobre las claras. Doblar con una espátula de goma. Con una espátula de metal, recoja un tercio de la mezcla de harina y espolvoree sobre el pliegue de la mezcla con una espátula de goma. Repita dos veces más hasta que se incorporen los ingredientes. Vierta suavemente la masa en un molde de tubo redondo de 10 pulgadas sin engrasar con fondo removible (como un molde para comida de ángel). Nivele la parte superior con una espátula de goma.

Hornee durante 50 a 55 minutos, o hasta que la parte superior salte ligeramente hacia atrás cuando se toque ligeramente. Invierta la sartén sobre una botella de cuello largo para que se enfríe durante unos 45 minutos.

Para quitar el pastel del molde, deslice una espátula de metal flexible por un lado del molde lentamente trazar el perímetro para soltar el pastel. Cuando los lados estén libres, empuje hacia arriba en la parte inferior para soltar el pastel. Incline el pastel, con el fondo removible aún adherido, y golpee suavemente el fondo contra el mostrador para aflojar el pastel. Gire el pastel, golpeando unas cuantas veces más, hasta que parezca libre. Cubra el pastel con una rejilla e invierta, retire el fondo del molde.

Cobertura de café crujiente: engrase generosamente una bandeja para hornear grande y tamice el bicarbonato de sodio en una hoja de papel encerado que se encuentre cerca. Combine el café, el azúcar y el jarabe de maíz en una cacerola pesada de 4 cuartos. Coloque a fuego medio-bajo, revolviendo ocasionalmente, hasta que el azúcar se disuelva. Cuando la mezcla esté clara y comience a hervir, aumente el fuego a una cocción media-alta hasta que la mezcla alcance los 290 grados en un termómetro para dulces. Hacia el final de la cocción (alrededor de 270 grados-280 grados), revuelva ocasionalmente para evitar que la mezcla se queme y se vuelva demasiado espumosa. Retire del fuego y agregue el bicarbonato de sodio (la mezcla formará una fuerte espuma). Mientras aún forma espuma, vierta en una bandeja para hornear engrasada. No esparcir, dejar enfriar sin molestias durante al menos 1 hora.

Triturar en trozos muy pequeños. (Coloque entre 2 hojas de papel encerado y golpee o enrolle con un rodillo.) Almacene en un recipiente hermético. Para el glaseado: combine la crema, el azúcar y la vainilla hasta que la crema tenga picos suaves.

Para ensamblar: corte el pastel enfriado en 3 capas iguales con un cuchillo de sierra. Extienda la crema batida entre cada capa, apilando capas con cuidado. Unte la crema batida restante sobre la parte superior y los lados del pastel. Refrigerar.

Justo antes de servir, espolvoree generosamente la parte superior y los lados con el café crujiente.

POR PORCIÓN: 440 calorías, 5 g de proteína, 68 g de carbohidratos, 17 g de grasa (10 g saturada), 160 mg de colesterol, 351 mg de sodio, 0 g de fibra.


THE BAKER - Blum's se ha ido pero no se ha olvidado

Examinar mi colección de recetas para un delicioso postre clásico es una tarea abrumadora. Mis archivos representan muchos años, estilos y recuerdos, y muchos clásicos.

Pero debo declarar que mi favorito de todos los tiempos es Blum's Coffee Crunch Cake.

Las queridas pastelerías Blum's en San Francisco, principalmente la de Union Square, eran lugares donde la gente se reunía regularmente para comer. La tienda Blum a la que fui con más frecuencia estaba en Palo Alto, directamente al lado de I. Magnin en el Centro Comercial Stanford.

Una razón por la que muchos de nosotros en el Área de la Bahía recordamos a Blum's con tanto cariño es el Coffee Crunch Cake. Encaja perfectamente como un pastel para ocasiones especiales, así como un dulce de media tarde.

Fue simple, en cierto modo. Un bizcocho ligero con solo un toque de limón y vainilla, tenía una rica crema batida espesa esparcida finamente entre las capas y en los lados y la parte superior estaba cubierta con un caramelo crujiente de café agridulce triturado. Las texturas de esponjoso, sedoso y crujiente son grandiosas juntas, lo que demuestra que el todo es mejor que la suma de sus partes. Fue un clásico instantáneo.

Cuando las tiendas de Blum cerraron en los años 70, la receta de Coffee Crunch Cake seguía siendo un secreto bien guardado. Pero hoy estos dulces recuerdos son posibles en tu propia cocina. Y ahora las generaciones más jóvenes están desarrollando una nostalgia propia por este delicioso clásico.

TORTA CRUJIENTE DE CAFÉ BLUM'S

INGREDIENTES:

Coffee Crunch - Aceite vegetal sin sabor - 1 cucharada de bicarbonato de sodio, tamizado - 1/4 taza de café fuerte - 1 1/2 tazas de azúcar - 1/4 taza de jarabe de maíz ligero

Glaseado - 2 tazas de crema espesa - 2 cucharadas de azúcar - 2 cucharaditas de vainilla

MODO DE EMPLEO: Para el bizcocho: Ajuste la rejilla en el tercio inferior del horno, precaliente el horno a 350 grados. Tamizar la harina, 3/4 taza de azúcar y la sal en una hoja de papel encerado y reservar.

Con una batidora eléctrica, bata las yemas de huevo con 1/4 de taza de azúcar hasta que estén espesas y de color amarillo pálido. Agregue agua y bata hasta que espese, aproximadamente 4 minutos.

Batir las claras de huevo en un tazón de una batidora resistente hasta que estén espumosas. Agregue el cremor tártaro batiendo hasta que se formen picos suaves. Agregue la 1/2 taza de azúcar restante en un flujo constante, batiendo hasta que se formen picos más gruesos, rígidos y brillantes, aproximadamente de 2 a 3 minutos. Batir la vainilla, el jugo de limón y la ralladura de limón. Vierta la mezcla de yemas sobre las claras. Doblar con una espátula de goma. Con una espátula de metal, recoja un tercio de la mezcla de harina y espolvoree sobre el pliegue de la mezcla con una espátula de goma. Repita dos veces más hasta que se incorporen los ingredientes. Vierta suavemente la masa en un molde de tubo redondo de 10 pulgadas sin engrasar con fondo removible (como un molde para comida de ángel). Nivele la parte superior con una espátula de goma.

Hornee durante 50 a 55 minutos, o hasta que la parte superior salte ligeramente hacia atrás cuando se toque ligeramente. Invierta la sartén sobre una botella de cuello largo para que se enfríe durante unos 45 minutos.

Para quitar el pastel del molde, deslice una espátula de metal flexible por un lado del molde lentamente trazar el perímetro para soltar el pastel. Cuando los lados estén libres, empuje hacia arriba en la parte inferior para soltar el pastel. Incline el pastel, con el fondo removible aún adherido, y golpee suavemente el fondo contra el mostrador para aflojar el pastel. Gire el pastel, golpeando unas cuantas veces más, hasta que parezca libre. Cubra el pastel con una rejilla e invierta, retire el fondo del molde.

Cobertura de café crujiente: engrase generosamente una bandeja para hornear grande y tamice el bicarbonato de sodio en una hoja de papel encerado que se encuentre cerca. Combine el café, el azúcar y el jarabe de maíz en una cacerola pesada de 4 cuartos. Coloque a fuego medio-bajo, revolviendo ocasionalmente, hasta que el azúcar se disuelva. Cuando la mezcla esté clara y comience a hervir, aumente el fuego a una cocción media-alta hasta que la mezcla alcance los 290 grados en un termómetro para dulces. Hacia el final de la cocción (alrededor de 270 grados-280 grados), revuelva ocasionalmente para evitar que la mezcla se queme y se vuelva demasiado espumosa. Retire del fuego y agregue el bicarbonato de sodio (la mezcla formará una fuerte espuma). Mientras aún forma espuma, vierta en una bandeja para hornear engrasada. No esparcir, dejar enfriar sin molestias durante al menos 1 hora.

Triturar en trozos muy pequeños. (Coloque entre 2 hojas de papel encerado y golpee o enrolle con un rodillo.) Almacene en un recipiente hermético. Para el glaseado: combine la crema, el azúcar y la vainilla hasta que la crema tenga picos suaves.

Para ensamblar: corte el pastel enfriado en 3 capas iguales con un cuchillo de sierra. Extienda la crema batida entre cada capa, apilando capas con cuidado. Unte la crema batida restante sobre la parte superior y los lados del pastel. Refrigerar.

Justo antes de servir, espolvoree generosamente la parte superior y los lados con el café crujiente.

POR PORCIÓN: 440 calorías, 5 g de proteína, 68 g de carbohidratos, 17 g de grasa (10 g saturada), 160 mg de colesterol, 351 mg de sodio, 0 g de fibra.


THE BAKER - Blum's se ha ido pero no se ha olvidado

Examinar mi colección de recetas para un delicioso postre clásico es una tarea abrumadora. Mis archivos representan muchos años, estilos y recuerdos, y muchos clásicos.

Pero debo declarar que mi favorito de todos los tiempos es Blum's Coffee Crunch Cake.

Las queridas pastelerías Blum's en San Francisco, principalmente la de Union Square, eran lugares donde la gente se reunía regularmente para comer. La tienda Blum a la que fui con más frecuencia estaba en Palo Alto, directamente al lado de I. Magnin en el Centro Comercial Stanford.

Una razón por la que muchos de nosotros en el Área de la Bahía recordamos a Blum's con tanto cariño es el Coffee Crunch Cake. Encajaba perfectamente como un pastel para ocasiones especiales, así como un dulce de media tarde.

Fue simple, en cierto modo. Un bizcocho ligero con solo una pizca de limón y vainilla, tenía una rica crema batida espesa esparcida finamente entre las capas y en los lados y la parte superior estaba cubierta con caramelo crujiente de café agridulce triturado. Las texturas de esponjoso, sedoso y crujiente son grandiosas juntas, lo que demuestra que el todo es mejor que la suma de sus partes. Fue un clásico instantáneo.

Cuando las tiendas Blum's cerraron en los años 70, la receta de Coffee Crunch Cake seguía siendo un secreto bien guardado. Pero hoy estos dulces recuerdos son posibles en tu propia cocina. Y ahora las generaciones más jóvenes están desarrollando una nostalgia propia por este delicioso clásico.

TORTA CRUJIENTE DE CAFÉ BLUM'S

INGREDIENTES:

Coffee Crunch - Aceite vegetal sin sabor - 1 cucharada de bicarbonato de sodio, tamizado - 1/4 taza de café fuerte - 1 1/2 tazas de azúcar - 1/4 taza de jarabe de maíz ligero

Glaseado - 2 tazas de crema espesa - 2 cucharadas de azúcar - 2 cucharaditas de vainilla

MODO DE EMPLEO: Para el bizcocho: Ajuste la rejilla en el tercio inferior del horno, precaliente el horno a 350 grados. Tamizar la harina, 3/4 taza de azúcar y la sal en una hoja de papel encerado y reservar.

Con una batidora eléctrica, bata las yemas de huevo con 1/4 de taza de azúcar hasta que estén espesas y de color amarillo pálido. Agregue agua y bata hasta que espese, aproximadamente 4 minutos.

Batir las claras de huevo en un tazón de una batidora resistente hasta que estén espumosas. Agregue el cremor tártaro batiendo hasta que se formen picos suaves. Agregue la 1/2 taza de azúcar restante en un flujo constante, batiendo hasta que se formen picos más gruesos, rígidos y brillantes, aproximadamente de 2 a 3 minutos. Batir la vainilla, el jugo de limón y la ralladura de limón. Vierta la mezcla de yemas sobre las claras. Doblar con una espátula de goma. Con una espátula de metal, recoja un tercio de la mezcla de harina y espolvoree sobre el pliegue de la mezcla con una espátula de goma. Repita dos veces más hasta que se incorporen los ingredientes. Vierta suavemente la masa en un molde de tubo redondo de 10 pulgadas sin engrasar con fondo removible (como un molde para comida de ángel). Nivele la parte superior con una espátula de goma.

Hornee durante 50 a 55 minutos, o hasta que la parte superior salte ligeramente hacia atrás cuando se toque ligeramente. Invierta la sartén sobre una botella de cuello largo para que se enfríe durante unos 45 minutos.

Para quitar el pastel del molde, deslice una espátula de metal flexible por un lado del molde lentamente trazar el perímetro para soltar el pastel. Cuando los lados estén libres, empuje hacia arriba en la parte inferior para soltar el pastel. Incline el pastel, con el fondo removible aún adherido, y golpee suavemente el fondo contra el mostrador para aflojar el pastel. Gire el pastel, golpeando unas cuantas veces más, hasta que parezca libre. Cubra el pastel con una rejilla e invierta, retire el fondo del molde.

Cobertura de café crujiente: engrase generosamente una bandeja para hornear grande y tamice el bicarbonato de sodio en una hoja de papel encerado que se encuentre cerca. Combine el café, el azúcar y el jarabe de maíz en una cacerola pesada de 4 cuartos. Coloque a fuego medio-bajo, revolviendo ocasionalmente, hasta que el azúcar se disuelva. Cuando la mezcla esté clara y comience a hervir, aumente el fuego a una cocción media-alta hasta que la mezcla alcance los 290 grados en un termómetro para dulces. Hacia el final de la cocción (alrededor de 270 grados-280 grados), revuelva ocasionalmente para evitar que la mezcla se queme y se vuelva demasiado espumosa. Retire del fuego y agregue el bicarbonato de sodio (la mezcla formará una fuerte espuma). Mientras aún forma espuma, vierta en una bandeja para hornear engrasada. No esparcir, dejar enfriar sin molestias durante al menos 1 hora.

Triturar en trozos muy pequeños. (Coloque entre 2 hojas de papel encerado y golpee o enrolle con un rodillo.) Almacene en un recipiente hermético. Para el glaseado: combine la crema, el azúcar y la vainilla hasta que la crema tenga picos suaves.

Para ensamblar: corte el pastel enfriado en 3 capas iguales con un cuchillo de sierra. Extienda la crema batida entre cada capa, apilando capas con cuidado. Unte la crema batida restante sobre la parte superior y los lados del pastel. Refrigerar.

Justo antes de servir, espolvoree generosamente la parte superior y los lados con el café crujiente.

POR PORCIÓN: 440 calorías, 5 g de proteína, 68 g de carbohidratos, 17 g de grasa (10 g saturada), 160 mg de colesterol, 351 mg de sodio, 0 g de fibra.


THE BAKER - Blum's se ha ido pero no se ha olvidado

Examinar mi colección de recetas para un delicioso postre clásico es una tarea abrumadora. Mis archivos representan muchos años, estilos y recuerdos, y muchos clásicos.

Pero debo declarar que mi favorito de todos los tiempos es Blum's Coffee Crunch Cake.

Las queridas pastelerías Blum's en San Francisco, principalmente la de Union Square, eran lugares donde la gente se reunía regularmente para comer. La tienda Blum a la que fui con más frecuencia estaba en Palo Alto, directamente al lado de I. Magnin en el Centro Comercial Stanford.

Una razón por la que muchos de nosotros en el Área de la Bahía recordamos a Blum's con tanto cariño es el Coffee Crunch Cake. Encaja perfectamente como un pastel para ocasiones especiales, así como un dulce de media tarde.

Fue simple, en cierto modo. Un bizcocho ligero con solo un toque de limón y vainilla, tenía una rica crema batida espesa esparcida finamente entre las capas y en los lados y la parte superior estaba cubierta con un caramelo crujiente de café agridulce triturado. Las texturas de esponjoso, sedoso y crujiente son grandiosas juntas, lo que demuestra que el todo es mejor que la suma de sus partes. Fue un clásico instantáneo.

Cuando las tiendas de Blum cerraron en los años 70, la receta de Coffee Crunch Cake seguía siendo un secreto bien guardado. Pero hoy estos dulces recuerdos son posibles en tu propia cocina. Y ahora las generaciones más jóvenes están desarrollando una nostalgia propia por este delicioso clásico.

TORTA CRUJIENTE DE CAFÉ BLUM'S

INGREDIENTES:

Coffee Crunch - Aceite vegetal sin sabor - 1 cucharada de bicarbonato de sodio, tamizado - 1/4 taza de café fuerte - 1 1/2 tazas de azúcar - 1/4 taza de jarabe de maíz ligero

Glaseado - 2 tazas de crema espesa - 2 cucharadas de azúcar - 2 cucharaditas de vainilla

MODO DE EMPLEO: Para el bizcocho: Ajuste la rejilla en el tercio inferior del horno, precaliente el horno a 350 grados. Tamizar la harina, 3/4 taza de azúcar y la sal en una hoja de papel encerado y reservar.

Con una batidora eléctrica, bata las yemas de huevo con 1/4 de taza de azúcar hasta que estén espesas y de color amarillo pálido. Agregue agua y bata hasta que espese, aproximadamente 4 minutos.

Batir las claras de huevo en un tazón de una batidora resistente hasta que estén espumosas. Agregue el cremor tártaro batiendo hasta que se formen picos suaves. Agregue la 1/2 taza de azúcar restante en un flujo constante, batiendo hasta que se formen picos más gruesos, rígidos y brillantes, aproximadamente de 2 a 3 minutos. Batir la vainilla, el jugo de limón y la ralladura de limón. Vierta la mezcla de yemas sobre las claras. Doblar con una espátula de goma. Con una espátula de metal, recoja un tercio de la mezcla de harina y espolvoree sobre el pliegue de la mezcla con una espátula de goma. Repita dos veces más hasta que se incorporen los ingredientes. Vierta suavemente la masa en un molde de tubo redondo de 10 pulgadas sin engrasar con fondo removible (como un molde para comida de ángel). Nivele la parte superior con una espátula de goma.

Hornee durante 50 a 55 minutos, o hasta que la parte superior salte ligeramente hacia atrás cuando se toque ligeramente. Invierta la sartén sobre una botella de cuello largo para que se enfríe durante unos 45 minutos.

Para quitar el pastel del molde, deslice una espátula de metal flexible por un lado del molde lentamente trazar el perímetro para soltar el pastel. Cuando los lados estén libres, empuje hacia arriba en la parte inferior para soltar el pastel. Incline el pastel, con el fondo removible aún adherido, y golpee suavemente el fondo contra el mostrador para aflojar el pastel. Gire la torta, golpeando unas cuantas veces más, hasta que parezca libre. Cubra el pastel con una rejilla e invierta, retire el fondo del molde.

Cobertura de café crujiente: engrase generosamente una bandeja para hornear grande y tamice el bicarbonato de sodio en una hoja de papel encerado que se encuentre cerca. Combine el café, el azúcar y el jarabe de maíz en una cacerola pesada de 4 cuartos. Coloque a fuego medio-bajo, revolviendo ocasionalmente, hasta que el azúcar se disuelva. Cuando la mezcla esté clara y comience a hervir, aumente el fuego a una cocción media-alta hasta que la mezcla alcance los 290 grados en un termómetro para dulces. Hacia el final de la cocción (alrededor de 270 grados-280 grados), revuelva ocasionalmente para evitar que la mezcla se queme y se vuelva demasiado espumosa. Retire del fuego y agregue el bicarbonato de sodio (la mezcla formará una fuerte espuma). Mientras aún forma espuma, vierta en una bandeja para hornear engrasada. No esparcir, dejar enfriar sin molestias durante al menos 1 hora.

Triturar en trozos muy pequeños. (Coloque entre 2 hojas de papel encerado y golpee o enrolle con un rodillo.) Almacene en un recipiente hermético. Para el glaseado: combine la crema, el azúcar y la vainilla hasta que la crema tenga picos suaves.

Para ensamblar: corte el pastel enfriado en 3 capas iguales con un cuchillo de sierra. Extienda la crema batida entre cada capa, apilando capas con cuidado. Unte la crema batida restante sobre la parte superior y los lados del pastel. Refrigerar.

Justo antes de servir, espolvoree generosamente la parte superior y los lados con el café crujiente.

POR PORCIÓN: 440 calorías, 5 g de proteína, 68 g de carbohidratos, 17 g de grasa (10 g saturada), 160 mg de colesterol, 351 mg de sodio, 0 g de fibra.


THE BAKER - Blum's se ha ido pero no se ha olvidado

Examinar mi colección de recetas para un delicioso postre clásico es una tarea abrumadora. Mis archivos representan muchos años, estilos y recuerdos, y muchos clásicos.

Pero debo declarar que mi favorito de todos los tiempos es Blum's Coffee Crunch Cake.

Las queridas pastelerías Blum's en San Francisco, principalmente la de Union Square, eran lugares donde la gente se reunía regularmente para comer. La tienda Blum a la que fui con más frecuencia estaba en Palo Alto, directamente al lado de I. Magnin en el Centro Comercial Stanford.

Una razón por la que muchos de nosotros en el Área de la Bahía recordamos a Blum's con tanto cariño es el Coffee Crunch Cake. Encaja perfectamente como un pastel para ocasiones especiales, así como un dulce de media tarde.

Fue simple, en cierto modo. Un bizcocho ligero con solo una pizca de limón y vainilla, tenía una rica crema batida espesa esparcida finamente entre las capas y en los lados y la parte superior estaba cubierta con caramelo crujiente de café agridulce triturado. Las texturas de esponjoso, sedoso y crujiente son grandiosas juntas, lo que demuestra que el todo es mejor que la suma de sus partes. Fue un clásico instantáneo.

Cuando las tiendas Blum's cerraron en los años 70, la receta de Coffee Crunch Cake seguía siendo un secreto bien guardado. Pero hoy estos dulces recuerdos son posibles en tu propia cocina. Y ahora las generaciones más jóvenes están desarrollando una nostalgia propia por este delicioso clásico.

TORTA CRUJIENTE DE CAFÉ BLUM'S

INGREDIENTES:

Coffee Crunch - Aceite vegetal sin sabor - 1 cucharada de bicarbonato de sodio, tamizado - 1/4 taza de café fuerte - 1 1/2 tazas de azúcar - 1/4 taza de jarabe de maíz ligero

Glaseado - 2 tazas de crema espesa - 2 cucharadas de azúcar - 2 cucharaditas de vainilla

MODO DE EMPLEO: Para el bizcocho: Ajuste la rejilla en el tercio inferior del horno, precaliente el horno a 350 grados. Tamizar la harina, 3/4 taza de azúcar y la sal en una hoja de papel encerado y reservar.

Con una batidora eléctrica, bata las yemas de huevo con 1/4 de taza de azúcar hasta que estén espesas y de color amarillo pálido. Agregue agua y bata hasta que espese, aproximadamente 4 minutos.

Batir las claras de huevo en un tazón de una batidora resistente hasta que estén espumosas. Agregue el cremor tártaro batiendo hasta que se formen picos suaves. Agregue la 1/2 taza de azúcar restante en un flujo constante, batiendo hasta que se formen picos más gruesos, rígidos y brillantes, aproximadamente de 2 a 3 minutos. Batir la vainilla, el jugo de limón y la ralladura de limón. Vierta la mezcla de yemas sobre las claras. Doblar con una espátula de goma. Con una espátula de metal, recoja un tercio de la mezcla de harina y espolvoree sobre el pliegue de la mezcla con una espátula de goma. Repita dos veces más hasta que se incorporen los ingredientes. Vierta suavemente la masa en un molde de tubo redondo de 10 pulgadas sin engrasar con fondo removible (como un molde para comida de ángel). Nivele la parte superior con una espátula de goma.

Hornee durante 50 a 55 minutos, o hasta que la parte superior salte ligeramente hacia atrás cuando se toque ligeramente. Invierta la sartén sobre una botella de cuello largo para que se enfríe durante unos 45 minutos.

Para quitar el pastel del molde, deslice una espátula de metal flexible por un lado del molde lentamente trazar el perímetro para soltar el pastel. Cuando los lados estén libres, empuje hacia arriba en la parte inferior para soltar el pastel. Incline el pastel, con el fondo removible aún adherido, y golpee suavemente el fondo contra el mostrador para aflojar el pastel. Gire la torta, golpeando unas cuantas veces más, hasta que parezca libre. Cubra el pastel con una rejilla e invierta, retire el fondo del molde.

Cobertura de café crujiente: engrase generosamente una bandeja para hornear grande y tamice el bicarbonato de sodio en una hoja de papel encerado que se encuentre cerca. Combine el café, el azúcar y el jarabe de maíz en una cacerola pesada de 4 cuartos. Coloque a fuego medio-bajo, revolviendo ocasionalmente, hasta que el azúcar se disuelva. Cuando la mezcla esté clara y comience a hervir, aumente el fuego a una cocción media-alta hasta que la mezcla alcance los 290 grados en un termómetro para dulces. Hacia el final de la cocción (alrededor de 270 grados-280 grados), revuelva ocasionalmente para evitar que la mezcla se queme y se vuelva demasiado espumosa. Retire del fuego y agregue el bicarbonato de sodio (la mezcla formará una fuerte espuma). Mientras aún forma espuma, vierta en una bandeja para hornear engrasada. No esparcir, dejar enfriar sin molestias durante al menos 1 hora.

Triturar en trozos muy pequeños. (Coloque entre 2 hojas de papel encerado y golpee o enrolle con un rodillo.) Almacene en un recipiente hermético. Para el glaseado: combine la crema, el azúcar y la vainilla hasta que la crema tenga picos suaves.

Para ensamblar: corte el pastel enfriado en 3 capas iguales con un cuchillo de sierra. Extienda la crema batida entre cada capa, apilando capas con cuidado. Unte la crema batida restante sobre la parte superior y los lados del pastel. Refrigerar.

Justo antes de servir, espolvoree generosamente la parte superior y los lados con el café crujiente.

POR PORCIÓN: 440 calorías, 5 g de proteína, 68 g de carbohidratos, 17 g de grasa (10 g saturada), 160 mg de colesterol, 351 mg de sodio, 0 g de fibra.


THE BAKER - Blum's se ha ido pero no se ha olvidado

Examinar mi colección de recetas para un delicioso postre clásico es una tarea abrumadora. Mis archivos representan muchos años, estilos y recuerdos, y muchos clásicos.

Pero debo declarar que mi favorito de todos los tiempos es Blum's Coffee Crunch Cake.

Las queridas pastelerías Blum's en San Francisco, principalmente la de Union Square, eran lugares donde la gente se reunía regularmente para comer. La tienda Blum a la que fui con más frecuencia estaba en Palo Alto, directamente al lado de I. Magnin en el Centro Comercial Stanford.

Una razón por la que muchos de nosotros en el Área de la Bahía recordamos a Blum's con tanto cariño es el Coffee Crunch Cake. Encaja perfectamente como un pastel para ocasiones especiales, así como un dulce de media tarde.

Fue simple, en cierto modo. Un bizcocho ligero con solo un toque de limón y vainilla, tenía una rica crema batida espesa esparcida finamente entre las capas y en los lados y la parte superior estaba cubierta con un caramelo crujiente de café agridulce triturado. Las texturas de esponjoso, sedoso y crujiente son grandiosas juntas, lo que demuestra que el todo es mejor que la suma de sus partes. Fue un clásico instantáneo.

Cuando las tiendas de Blum cerraron en los años 70, la receta de Coffee Crunch Cake seguía siendo un secreto bien guardado. Pero hoy estos dulces recuerdos son posibles en tu propia cocina. Y ahora las generaciones más jóvenes están desarrollando una nostalgia propia por este delicioso clásico.

TORTA CRUJIENTE DE CAFÉ BLUM'S

INGREDIENTES:

Coffee Crunch - Aceite vegetal sin sabor - 1 cucharada de bicarbonato de sodio, tamizado - 1/4 taza de café fuerte - 1 1/2 tazas de azúcar - 1/4 taza de jarabe de maíz ligero

Glaseado - 2 tazas de crema espesa - 2 cucharadas de azúcar - 2 cucharaditas de vainilla

MODO DE EMPLEO: Para el bizcocho: Ajuste la rejilla en el tercio inferior del horno, precaliente el horno a 350 grados. Tamizar la harina, 3/4 taza de azúcar y la sal en una hoja de papel encerado y reservar.

Con una batidora eléctrica, bata las yemas de huevo con 1/4 de taza de azúcar hasta que estén espesas y de color amarillo pálido. Agregue agua y bata hasta que espese, aproximadamente 4 minutos.

Batir las claras de huevo en un tazón de una batidora resistente hasta que estén espumosas. Agregue el cremor tártaro batiendo hasta que se formen picos suaves. Agregue la 1/2 taza de azúcar restante en un flujo constante, batiendo hasta que se formen picos más gruesos, rígidos y brillantes, aproximadamente de 2 a 3 minutos. Batir la vainilla, el jugo de limón y la ralladura de limón. Vierta la mezcla de yemas sobre las claras. Doblar con una espátula de goma. Con una espátula de metal, recoja un tercio de la mezcla de harina y espolvoree sobre el pliegue de la mezcla con una espátula de goma. Repita dos veces más hasta que se incorporen los ingredientes. Vierta suavemente la masa en un molde de tubo redondo de 10 pulgadas sin engrasar con fondo removible (como un molde para comida de ángel). Nivele la parte superior con una espátula de goma.

Hornee durante 50 a 55 minutos, o hasta que la parte superior salte ligeramente hacia atrás cuando se toque ligeramente. Invierta la sartén sobre una botella de cuello largo para que se enfríe durante unos 45 minutos.

Para quitar el pastel del molde, deslice una espátula de metal flexible por un lado del molde lentamente trazar el perímetro para soltar el pastel. Cuando los lados estén libres, empuje hacia arriba en la parte inferior para soltar el pastel. Incline el pastel, con el fondo removible aún adherido, y golpee suavemente el fondo contra el mostrador para aflojar el pastel. Gire el pastel, golpeando unas cuantas veces más, hasta que parezca libre. Cubra el pastel con una rejilla e invierta, retire el fondo del molde.

Cobertura de café crujiente: engrase generosamente una bandeja para hornear grande y tamice el bicarbonato de sodio en una hoja de papel encerado que se encuentre cerca. Combine el café, el azúcar y el jarabe de maíz en una cacerola pesada de 4 cuartos. Coloque a fuego medio-bajo, revolviendo ocasionalmente, hasta que el azúcar se disuelva. Cuando la mezcla esté clara y comience a hervir, aumente el fuego a una cocción media-alta hasta que la mezcla alcance los 290 grados en un termómetro para dulces. Hacia el final de la cocción (alrededor de 270 grados-280 grados), revuelva ocasionalmente para evitar que la mezcla se queme y se vuelva demasiado espumosa. Retire del fuego y agregue el bicarbonato de sodio (la mezcla formará una fuerte espuma). Mientras aún forma espuma, vierta en una bandeja para hornear engrasada. No esparcir, dejar enfriar sin molestias durante al menos 1 hora.

Triturar en trozos muy pequeños. (Coloque entre 2 hojas de papel encerado y golpee o enrolle con un rodillo.) Almacene en un recipiente hermético. Para el glaseado: combine la crema, el azúcar y la vainilla hasta que la crema tenga picos suaves.

Para ensamblar: corte el pastel enfriado en 3 capas iguales con un cuchillo de sierra. Extienda la crema batida entre cada capa, apilando capas con cuidado. Unte la crema batida restante sobre la parte superior y los lados del pastel. Refrigerar.

Justo antes de servir, espolvoree generosamente la parte superior y los lados con el café crujiente.

POR PORCIÓN: 440 calorías, 5 g de proteína, 68 g de carbohidratos, 17 g de grasa (10 g saturada), 160 mg de colesterol, 351 mg de sodio, 0 g de fibra.


THE BAKER - Blum's se ha ido pero no se ha olvidado

Examinar mi colección de recetas para un delicioso postre clásico es una tarea abrumadora. Mis archivos representan muchos años, estilos y recuerdos, y muchos clásicos.

Pero debo declarar que mi favorito de todos los tiempos es Blum's Coffee Crunch Cake.

Las queridas pastelerías Blum's en San Francisco, principalmente la de Union Square, eran lugares donde la gente se reunía regularmente para comer. La tienda de Blum a la que iba con más frecuencia estaba en Palo Alto, directamente al lado de I. Magnin en el centro comercial Stanford.

Una razón por la que muchos de nosotros en el Área de la Bahía recordamos a Blum's con tanto cariño es el Coffee Crunch Cake. Encaja perfectamente como un pastel para ocasiones especiales, así como un dulce de media tarde.

Fue simple, en cierto modo. Un bizcocho ligero con solo una pizca de limón y vainilla, tenía una rica crema batida espesa esparcida finamente entre las capas y en los lados y la parte superior estaba cubierta con caramelo crujiente de café agridulce triturado. Las texturas de esponjoso, sedoso y crujiente son grandiosas juntas, lo que demuestra que el todo es mejor que la suma de sus partes. Fue un clásico instantáneo.

Cuando las tiendas de Blum cerraron en los años 70, la receta de Coffee Crunch Cake seguía siendo un secreto bien guardado. Pero hoy estos dulces recuerdos son posibles en tu propia cocina. Y ahora las generaciones más jóvenes están desarrollando una nostalgia propia por este delicioso clásico.

TORTA CRUJIENTE DE CAFÉ BLUM'S

INGREDIENTES:

Coffee Crunch - Aceite vegetal sin sabor - 1 cucharada de bicarbonato de sodio, tamizado - 1/4 taza de café fuerte - 1 1/2 tazas de azúcar - 1/4 taza de jarabe de maíz ligero

Glaseado - 2 tazas de crema espesa - 2 cucharadas de azúcar - 2 cucharaditas de vainilla

INSTRUCCIONES: Para el bizcocho: Ajuste la rejilla en el tercio inferior del horno, precaliente el horno a 350 grados. Tamizar la harina, 3/4 taza de azúcar y la sal en una hoja de papel encerado y reservar.

Con una batidora eléctrica, bata las yemas de huevo con 1/4 de taza de azúcar hasta que estén espesas y de color amarillo pálido. Agregue agua y bata hasta que espese, aproximadamente 4 minutos.

Batir las claras de huevo en un tazón de una batidora resistente hasta que estén espumosas. Agregue el cremor tártaro batiendo hasta que se formen picos suaves. Agregue la 1/2 taza de azúcar restante en un flujo constante, batiendo hasta que se formen picos más gruesos, rígidos y brillantes, aproximadamente de 2 a 3 minutos. Batir la vainilla, el jugo de limón y la ralladura de limón. Vierta la mezcla de yemas sobre las claras. Doblar con una espátula de goma. Con una espátula de metal, recoja un tercio de la mezcla de harina y espolvoree sobre el pliegue de la mezcla con una espátula de goma. Repita dos veces más hasta que se incorporen los ingredientes. Gently pour batter into an ungreased 10- inch round tube pan with removable bottom (such as an angel food pan). Level top with a rubber spatula.

Bake for 50 to 55 minutes, or until top springs back slightly when lightly touched. Invert pan over a long-necked bottle to cool for about 45 minutes.

To remove cake from pan, slip a flexible metal spatula down one side of pan slowly trace perimeter to release the cake. When sides are free, push up on bottom to release cake. Tilt cake, with removable bottom still attached, and gently tap bottom against counter to loosen cake. Rotate cake, tapping a few more times, until it appears free. Cover cake with a rack, and invert remove bottom of pan.

Coffee Crunch Topping: Generously oil a large baking sheet sift baking soda onto a sheet of wax paper set nearby. Combine coffee, sugar and corn syrup in a heavy, 4-quart saucepan. Place over medium-low heat, stirring occasionally, until sugar dissolves. When mixture is clear and begins to boil, increase heat to medium- high cook until mixture reaches 290 degrees on a candy thermometer. Toward end of cooking (around 270 degrees-280 degrees), stir occasionally to prevent mixture from scorching and becoming too foamy). Remove from heat and stir in baking soda (mixture will foam up fiercely). While still foaming, pour out onto oiled baking sheet. Do not spread let cool undisturbed for at least 1 hour.

Crush into very small pieces. (Place between 2 sheets of wax paper and tap or roll with rolling pin.) Store in an airtight container. For the frosting: Combine cream, sugar and vanilla beat until cream holds soft peaks.

To assemble: Slice cooled cake into 3 equal layers using a serrated knife. Spread whipped cream between each layer, carefully stacking layers. Spread remaining whipped cream over top and sides of cake. Refrigerar.

Just before serving, generously sprinkle top and sides with the coffee crunch.

PER SERVING: 440 calories, 5 g protein, 68 g carbohydrate, 17 g fat (10 g saturated), 160 mg cholesterol, 351 mg sodium, 0 g fiber.


THE BAKER -- Blum's Is Gone But Not Forgotten

Browsing through my recipe collection for a scrumptious classic dessert is a daunting task. My files represent many years, styles and memories -- and many classics.

But I must declare that my all- time favorite is Blum's Coffee Crunch Cake.

The well-loved Blum's pastry shops in San Francisco -- primarily the one on Union Square -- were places where people met on a regular basis to eat. The Blum's store that I went to most often was in Palo Alto, directly adjacent to I. Magnin at the Stanford Shopping Center.

One reason that so many of us in the Bay Area remember Blum's with such fondness is the Coffee Crunch Cake. It fit the bill as a special occasion cake as well as a mid-afternoon sweet.

It was simple -- in a way. A light sponge cake with just a hint of lemon and vanilla, it had rich heavy whipped cream spread thinly between the layers and on the sides and top it was covered with crushed bittersweet coffee crunch candy. The textures of spongy, silky and crunchy are grand together, proving that the whole is better than the sum of its parts. It was an instant classic.

When the Blum's stores closed in the '70s, the recipe for Coffee Crunch Cake was still a well-kept secret. But today these sweet memories are possible in your own kitchen. And now younger generations are developing a nostalgia of their own for this delicious classic.

BLUM'S COFFEE CRUNCH CAKE

INGREDIENTES:

Coffee Crunch -- Unflavored vegetable oil -- 1 tablespoon baking soda, sifted -- 1/4 cup strong brewed coffee -- 1 1/2 cups sugar -- 1/4 cup light corn syrup

Frosting -- 2 cups heavy cream -- 2 tablespoons sugar -- 2 teaspoons vanilla

INSTRUCTIONS: For the cake: Adjust rack in lower third of oven preheat oven to 350 degrees. Sift flour, 3/4 cup sugar and the salt onto a sheet of wax paper set aside.

Using an electric mixer, beat egg yolks with 1/4 cup sugar until thick and pale yellow. Add water and beat until thickened, about 4 minutes.

Whisk egg whites in bowl of a heavy-duty mixer just until frothy. Add cream of tartar whisk until soft peaks form. Add remaining 1/2 cup sugar in a steady stream, whisking until thicker, stiffer, glossy peaks form -- about 2 to 3 minutes. Whisk in vanilla, lemon juice and lemon zest. Pour yolk mixture over whites. Fold together with a rubber spatula. Using a metal spatula, scoop up a third of the flour mixture and sprinkle over mixture fold in with a rubber spatula. Repeat two more times just until ingredients are incorporated. Gently pour batter into an ungreased 10- inch round tube pan with removable bottom (such as an angel food pan). Level top with a rubber spatula.

Bake for 50 to 55 minutes, or until top springs back slightly when lightly touched. Invert pan over a long-necked bottle to cool for about 45 minutes.

To remove cake from pan, slip a flexible metal spatula down one side of pan slowly trace perimeter to release the cake. When sides are free, push up on bottom to release cake. Tilt cake, with removable bottom still attached, and gently tap bottom against counter to loosen cake. Rotate cake, tapping a few more times, until it appears free. Cover cake with a rack, and invert remove bottom of pan.

Coffee Crunch Topping: Generously oil a large baking sheet sift baking soda onto a sheet of wax paper set nearby. Combine coffee, sugar and corn syrup in a heavy, 4-quart saucepan. Place over medium-low heat, stirring occasionally, until sugar dissolves. When mixture is clear and begins to boil, increase heat to medium- high cook until mixture reaches 290 degrees on a candy thermometer. Toward end of cooking (around 270 degrees-280 degrees), stir occasionally to prevent mixture from scorching and becoming too foamy). Remove from heat and stir in baking soda (mixture will foam up fiercely). While still foaming, pour out onto oiled baking sheet. Do not spread let cool undisturbed for at least 1 hour.

Crush into very small pieces. (Place between 2 sheets of wax paper and tap or roll with rolling pin.) Store in an airtight container. For the frosting: Combine cream, sugar and vanilla beat until cream holds soft peaks.

To assemble: Slice cooled cake into 3 equal layers using a serrated knife. Spread whipped cream between each layer, carefully stacking layers. Spread remaining whipped cream over top and sides of cake. Refrigerar.

Just before serving, generously sprinkle top and sides with the coffee crunch.

PER SERVING: 440 calories, 5 g protein, 68 g carbohydrate, 17 g fat (10 g saturated), 160 mg cholesterol, 351 mg sodium, 0 g fiber.


THE BAKER -- Blum's Is Gone But Not Forgotten

Browsing through my recipe collection for a scrumptious classic dessert is a daunting task. My files represent many years, styles and memories -- and many classics.

But I must declare that my all- time favorite is Blum's Coffee Crunch Cake.

The well-loved Blum's pastry shops in San Francisco -- primarily the one on Union Square -- were places where people met on a regular basis to eat. The Blum's store that I went to most often was in Palo Alto, directly adjacent to I. Magnin at the Stanford Shopping Center.

One reason that so many of us in the Bay Area remember Blum's with such fondness is the Coffee Crunch Cake. It fit the bill as a special occasion cake as well as a mid-afternoon sweet.

It was simple -- in a way. A light sponge cake with just a hint of lemon and vanilla, it had rich heavy whipped cream spread thinly between the layers and on the sides and top it was covered with crushed bittersweet coffee crunch candy. The textures of spongy, silky and crunchy are grand together, proving that the whole is better than the sum of its parts. It was an instant classic.

When the Blum's stores closed in the '70s, the recipe for Coffee Crunch Cake was still a well-kept secret. But today these sweet memories are possible in your own kitchen. And now younger generations are developing a nostalgia of their own for this delicious classic.

BLUM'S COFFEE CRUNCH CAKE

INGREDIENTES:

Coffee Crunch -- Unflavored vegetable oil -- 1 tablespoon baking soda, sifted -- 1/4 cup strong brewed coffee -- 1 1/2 cups sugar -- 1/4 cup light corn syrup

Frosting -- 2 cups heavy cream -- 2 tablespoons sugar -- 2 teaspoons vanilla

INSTRUCTIONS: For the cake: Adjust rack in lower third of oven preheat oven to 350 degrees. Sift flour, 3/4 cup sugar and the salt onto a sheet of wax paper set aside.

Using an electric mixer, beat egg yolks with 1/4 cup sugar until thick and pale yellow. Add water and beat until thickened, about 4 minutes.

Whisk egg whites in bowl of a heavy-duty mixer just until frothy. Add cream of tartar whisk until soft peaks form. Add remaining 1/2 cup sugar in a steady stream, whisking until thicker, stiffer, glossy peaks form -- about 2 to 3 minutes. Whisk in vanilla, lemon juice and lemon zest. Pour yolk mixture over whites. Fold together with a rubber spatula. Using a metal spatula, scoop up a third of the flour mixture and sprinkle over mixture fold in with a rubber spatula. Repeat two more times just until ingredients are incorporated. Gently pour batter into an ungreased 10- inch round tube pan with removable bottom (such as an angel food pan). Level top with a rubber spatula.

Bake for 50 to 55 minutes, or until top springs back slightly when lightly touched. Invert pan over a long-necked bottle to cool for about 45 minutes.

To remove cake from pan, slip a flexible metal spatula down one side of pan slowly trace perimeter to release the cake. When sides are free, push up on bottom to release cake. Tilt cake, with removable bottom still attached, and gently tap bottom against counter to loosen cake. Rotate cake, tapping a few more times, until it appears free. Cover cake with a rack, and invert remove bottom of pan.

Coffee Crunch Topping: Generously oil a large baking sheet sift baking soda onto a sheet of wax paper set nearby. Combine coffee, sugar and corn syrup in a heavy, 4-quart saucepan. Place over medium-low heat, stirring occasionally, until sugar dissolves. When mixture is clear and begins to boil, increase heat to medium- high cook until mixture reaches 290 degrees on a candy thermometer. Toward end of cooking (around 270 degrees-280 degrees), stir occasionally to prevent mixture from scorching and becoming too foamy). Remove from heat and stir in baking soda (mixture will foam up fiercely). While still foaming, pour out onto oiled baking sheet. Do not spread let cool undisturbed for at least 1 hour.

Crush into very small pieces. (Place between 2 sheets of wax paper and tap or roll with rolling pin.) Store in an airtight container. For the frosting: Combine cream, sugar and vanilla beat until cream holds soft peaks.

To assemble: Slice cooled cake into 3 equal layers using a serrated knife. Spread whipped cream between each layer, carefully stacking layers. Spread remaining whipped cream over top and sides of cake. Refrigerar.

Just before serving, generously sprinkle top and sides with the coffee crunch.

PER SERVING: 440 calories, 5 g protein, 68 g carbohydrate, 17 g fat (10 g saturated), 160 mg cholesterol, 351 mg sodium, 0 g fiber.


THE BAKER -- Blum's Is Gone But Not Forgotten

Browsing through my recipe collection for a scrumptious classic dessert is a daunting task. My files represent many years, styles and memories -- and many classics.

But I must declare that my all- time favorite is Blum's Coffee Crunch Cake.

The well-loved Blum's pastry shops in San Francisco -- primarily the one on Union Square -- were places where people met on a regular basis to eat. The Blum's store that I went to most often was in Palo Alto, directly adjacent to I. Magnin at the Stanford Shopping Center.

One reason that so many of us in the Bay Area remember Blum's with such fondness is the Coffee Crunch Cake. It fit the bill as a special occasion cake as well as a mid-afternoon sweet.

It was simple -- in a way. A light sponge cake with just a hint of lemon and vanilla, it had rich heavy whipped cream spread thinly between the layers and on the sides and top it was covered with crushed bittersweet coffee crunch candy. The textures of spongy, silky and crunchy are grand together, proving that the whole is better than the sum of its parts. It was an instant classic.

When the Blum's stores closed in the '70s, the recipe for Coffee Crunch Cake was still a well-kept secret. But today these sweet memories are possible in your own kitchen. And now younger generations are developing a nostalgia of their own for this delicious classic.

BLUM'S COFFEE CRUNCH CAKE

INGREDIENTES:

Coffee Crunch -- Unflavored vegetable oil -- 1 tablespoon baking soda, sifted -- 1/4 cup strong brewed coffee -- 1 1/2 cups sugar -- 1/4 cup light corn syrup

Frosting -- 2 cups heavy cream -- 2 tablespoons sugar -- 2 teaspoons vanilla

INSTRUCTIONS: For the cake: Adjust rack in lower third of oven preheat oven to 350 degrees. Sift flour, 3/4 cup sugar and the salt onto a sheet of wax paper set aside.

Using an electric mixer, beat egg yolks with 1/4 cup sugar until thick and pale yellow. Add water and beat until thickened, about 4 minutes.

Whisk egg whites in bowl of a heavy-duty mixer just until frothy. Add cream of tartar whisk until soft peaks form. Add remaining 1/2 cup sugar in a steady stream, whisking until thicker, stiffer, glossy peaks form -- about 2 to 3 minutes. Whisk in vanilla, lemon juice and lemon zest. Pour yolk mixture over whites. Fold together with a rubber spatula. Using a metal spatula, scoop up a third of the flour mixture and sprinkle over mixture fold in with a rubber spatula. Repeat two more times just until ingredients are incorporated. Gently pour batter into an ungreased 10- inch round tube pan with removable bottom (such as an angel food pan). Level top with a rubber spatula.

Bake for 50 to 55 minutes, or until top springs back slightly when lightly touched. Invert pan over a long-necked bottle to cool for about 45 minutes.

To remove cake from pan, slip a flexible metal spatula down one side of pan slowly trace perimeter to release the cake. When sides are free, push up on bottom to release cake. Tilt cake, with removable bottom still attached, and gently tap bottom against counter to loosen cake. Rotate cake, tapping a few more times, until it appears free. Cover cake with a rack, and invert remove bottom of pan.

Coffee Crunch Topping: Generously oil a large baking sheet sift baking soda onto a sheet of wax paper set nearby. Combine coffee, sugar and corn syrup in a heavy, 4-quart saucepan. Place over medium-low heat, stirring occasionally, until sugar dissolves. When mixture is clear and begins to boil, increase heat to medium- high cook until mixture reaches 290 degrees on a candy thermometer. Toward end of cooking (around 270 degrees-280 degrees), stir occasionally to prevent mixture from scorching and becoming too foamy). Remove from heat and stir in baking soda (mixture will foam up fiercely). While still foaming, pour out onto oiled baking sheet. Do not spread let cool undisturbed for at least 1 hour.

Crush into very small pieces. (Place between 2 sheets of wax paper and tap or roll with rolling pin.) Store in an airtight container. For the frosting: Combine cream, sugar and vanilla beat until cream holds soft peaks.

To assemble: Slice cooled cake into 3 equal layers using a serrated knife. Spread whipped cream between each layer, carefully stacking layers. Spread remaining whipped cream over top and sides of cake. Refrigerar.

Just before serving, generously sprinkle top and sides with the coffee crunch.

PER SERVING: 440 calories, 5 g protein, 68 g carbohydrate, 17 g fat (10 g saturated), 160 mg cholesterol, 351 mg sodium, 0 g fiber.


Ver el vídeo: SFO Air Fare: Episode #6 - Green Beans Coffee (Octubre 2021).