Nuevas recetas

10 remedios naturales para las alergias a fines de la primavera

10 remedios naturales para las alergias a fines de la primavera

No dejes que las alergias arruinen tu diversión primaveral

El gingerol, un compuesto que se encuentra en el jengibre, es especialmente útil para combatir los síntomas de la alergia.

Ha llegado la primavera y, con ella, exuberantes jardines, follaje vibrante y, por supuesto, alergias debilitantes. Pero recuerde, no está solo: las alergias estacionales (conocidas formalmente como rinitis alérgica) afectan a alrededor de 50 millones de estadounidenses cada año.

Haga clic aquí para ver la presentación de diapositivas de los 10 remedios naturales para las alergias tardías de la primavera

La principal causa de las alergias primaverales es el polen, una sustancia en polvo que liberan las partes masculinas de las flores para fertilizar otras flores de la misma especie. Estos granos microscópicos pueden inflamar o afectar negativamente el sistema inmunológico de las personas alérgicas al polen. El cuerpo interpreta el polen como un invasor extraño y responde liberando anticuerpos para localizar y destruir la sustancia ofensiva. Pero esta cadena de eventos también da como resultado la liberación de histaminas en el torrente sanguíneo, y esta sustancia química es responsable de todos esos molestos síntomas de alergia.

Después de un par de semanas de luchar con picazón en la garganta, congestión nasal y fatiga general, la gente está dispuesta a probar cualquier cosa. Desafortunadamente, los medicamentos de venta libre a menudo son ineficaces y, a veces, peligrosos cuando se mezclan con los tipos incorrectos de medicamentos. Los remedios naturales como el caldo de huesos rico en colágeno o la coliflor cargada con quercetina pueden ayudar a reducir los síntomas de las alergias estacionales y permitirle disfrutar del hermoso clima primaveral en paz.

Aquí hay 10 remedios naturales para las alergias a fines de la primavera.


La cura de la alergia: hierbas, remedios caseros y otros tratamientos naturales

¡Atención, enfermos de fiebre del heno, la ayuda está aquí! Los remedios naturales pueden reducir los síntomas y / o mejorar la capacidad de su sistema inmunológico para resistir los ataques estacionales (o perpetuos).

Fiebre del heno, también llamada rinitis alérgica, es un término general para ambos estacional y perenne rinitis, y es el trastorno del sistema inmunológico más común en los EE. UU. y afecta a unos 35 millones de estadounidenses. Los desencadenantes estacionales incluyen polen de ambrosía (común en el otoño), polen de árboles (común en la primavera) y polen de pasto (común a fines de la primavera y principios del verano). Los desencadenantes de la fiebre del heno durante todo el año incluyen ácaros del polvo y cucarachas, esporas de hongos y mohos y caspa de mascotas.

Los síntomas incluyen secreción nasal, ojos llorosos o con picazón, estornudos y / o tos. Puede tratar los síntomas con antihistamínicos u otros medicamentos, pero a menudo son costosos y pueden causar efectos secundarios.

Aquí están nuestros remedios naturales favoritos. Pruebe uno o dos a la vez para ver cuál funciona para usted.

Precaución: Siempre consulte con su médico antes de comenzar o suspender cualquier medicamento o suplemento.


La cura de la alergia: hierbas, remedios caseros y otros tratamientos naturales

¡Atención, enfermos de fiebre del heno, la ayuda está aquí! Los remedios naturales pueden reducir los síntomas y / o mejorar la capacidad de su sistema inmunológico para resistir los ataques estacionales (o perpetuos).

Fiebre del heno, también llamada rinitis alérgica, es un término general para ambos estacional y perenne rinitis, y es el trastorno del sistema inmunológico más común en los EE. UU. y afecta a unos 35 millones de estadounidenses. Los desencadenantes estacionales incluyen polen de ambrosía (común en el otoño), polen de árboles (común en la primavera) y polen de pasto (común a fines de la primavera y principios del verano). Los desencadenantes de la fiebre del heno durante todo el año incluyen ácaros del polvo y cucarachas, esporas de hongos y mohos y caspa de mascotas.

Los síntomas incluyen secreción nasal, ojos llorosos o con picazón, estornudos y / o tos. Puede tratar los síntomas con antihistamínicos u otros medicamentos, pero a menudo son costosos y pueden causar efectos secundarios.

Aquí están nuestros remedios naturales favoritos. Pruebe uno o dos a la vez para ver cuál funciona para usted.

Precaución: Siempre consulte con su médico antes de comenzar o suspender cualquier medicamento o suplemento.


La cura de la alergia: hierbas, remedios caseros y otros tratamientos naturales

¡Atención, enfermos de fiebre del heno, la ayuda está aquí! Los remedios naturales pueden reducir los síntomas y / o mejorar la capacidad de su sistema inmunológico para resistir los ataques estacionales (o perpetuos).

Fiebre del heno, también llamada rinitis alérgica, es un término general para ambos estacional y perenne rinitis, y es el trastorno del sistema inmunológico más común en los EE. UU. y afecta a unos 35 millones de estadounidenses. Los desencadenantes estacionales incluyen polen de ambrosía (común en el otoño), polen de árboles (común en la primavera) y polen de pasto (común a fines de la primavera y principios del verano). Los desencadenantes de la fiebre del heno durante todo el año incluyen ácaros del polvo y cucarachas, esporas de hongos y mohos y caspa de mascotas.

Los síntomas incluyen secreción nasal, ojos llorosos o con picazón, estornudos y / o tos. Puede tratar los síntomas con antihistamínicos u otros medicamentos, pero a menudo son costosos y pueden causar efectos secundarios.

Aquí están nuestros remedios naturales favoritos. Pruebe uno o dos a la vez para ver cuál funciona para usted.

Precaución: Siempre consulte con su médico antes de comenzar o suspender cualquier medicamento o suplemento.


La cura de la alergia: hierbas, remedios caseros y otros tratamientos naturales

¡Atención, enfermos de fiebre del heno, la ayuda está aquí! Los remedios naturales pueden reducir los síntomas y / o mejorar la capacidad de su sistema inmunológico para resistir los ataques estacionales (o perpetuos).

Fiebre del heno, también llamada rinitis alérgica, es un término general para ambos estacional y perenne rinitis, y es el trastorno del sistema inmunológico más común en los EE. UU. y afecta a unos 35 millones de estadounidenses. Los desencadenantes estacionales incluyen polen de ambrosía (común en el otoño), polen de árboles (común en la primavera) y polen de pasto (común a fines de la primavera y principios del verano). Los desencadenantes de la fiebre del heno durante todo el año incluyen ácaros del polvo y cucarachas, esporas de hongos y mohos y caspa de mascotas.

Los síntomas incluyen secreción nasal, ojos llorosos o con picazón, estornudos y / o tos. Puede tratar los síntomas con antihistamínicos u otros medicamentos, pero a menudo son costosos y pueden causar efectos secundarios.

Aquí están nuestros remedios naturales favoritos. Pruebe uno o dos a la vez para ver cuál funciona para usted.

Precaución: Siempre consulte con su médico antes de comenzar o suspender cualquier medicamento o suplemento.


La cura de la alergia: hierbas, remedios caseros y otros tratamientos naturales

¡Atención, enfermos de fiebre del heno, la ayuda está aquí! Los remedios naturales pueden reducir los síntomas y / o mejorar la capacidad de su sistema inmunológico para resistir los ataques estacionales (o perpetuos).

Fiebre del heno, también llamada rinitis alérgica, es un término general para ambos estacional y perenne rinitis, y es el trastorno del sistema inmunológico más común en los EE. UU. y afecta a unos 35 millones de estadounidenses. Los desencadenantes estacionales incluyen polen de ambrosía (común en el otoño), polen de árboles (común en la primavera) y polen de pasto (común a fines de la primavera y principios del verano). Los desencadenantes de la fiebre del heno durante todo el año incluyen ácaros del polvo y cucarachas, esporas de hongos y mohos y caspa de mascotas.

Los síntomas incluyen secreción nasal, ojos llorosos o con picazón, estornudos y / o tos. Puede tratar los síntomas con antihistamínicos u otros medicamentos, pero a menudo son costosos y pueden causar efectos secundarios.

Aquí están nuestros remedios naturales favoritos. Pruebe uno o dos a la vez para ver cuál funciona para usted.

Precaución: Siempre consulte con su médico antes de comenzar o suspender cualquier medicamento o suplemento.


La cura de la alergia: hierbas, remedios caseros y otros tratamientos naturales

¡Atención, enfermos de fiebre del heno, la ayuda está aquí! Los remedios naturales pueden reducir los síntomas y / o mejorar la capacidad de su sistema inmunológico para resistir los ataques estacionales (o perpetuos).

Fiebre del heno, también llamada rinitis alérgica, es un término general para ambos estacional y perenne rinitis, y es el trastorno del sistema inmunológico más común en los EE. UU. y afecta a unos 35 millones de estadounidenses. Los desencadenantes estacionales incluyen polen de ambrosía (común en el otoño), polen de árboles (común en la primavera) y polen de pasto (común a fines de la primavera y principios del verano). Los desencadenantes de la fiebre del heno durante todo el año incluyen ácaros del polvo y cucarachas, esporas de hongos y mohos y caspa de mascotas.

Los síntomas incluyen secreción nasal, ojos llorosos o con picazón, estornudos y / o tos. Puede tratar los síntomas con antihistamínicos u otros medicamentos, pero a menudo son costosos y pueden causar efectos secundarios.

Aquí están nuestros remedios naturales favoritos. Pruebe uno o dos a la vez para ver cuál funciona para usted.

Precaución: Siempre consulte con su médico antes de comenzar o suspender cualquier medicamento o suplemento.


La cura de la alergia: hierbas, remedios caseros y otros tratamientos naturales

¡Atención, enfermos de fiebre del heno, la ayuda está aquí! Los remedios naturales pueden reducir los síntomas y / o mejorar la capacidad de su sistema inmunológico para resistir los ataques estacionales (o perpetuos).

Fiebre del heno, también llamada rinitis alérgica, es un término general para ambos estacional y perenne rinitis, y es el trastorno del sistema inmunológico más común en los EE. UU. y afecta a unos 35 millones de estadounidenses. Los desencadenantes estacionales incluyen polen de ambrosía (común en el otoño), polen de árboles (común en la primavera) y polen de pasto (común a fines de la primavera y principios del verano). Los desencadenantes de la fiebre del heno durante todo el año incluyen ácaros del polvo y cucarachas, esporas de hongos y mohos y caspa de mascotas.

Los síntomas incluyen secreción nasal, ojos llorosos o con picazón, estornudos y / o tos. Puede tratar los síntomas con antihistamínicos u otros medicamentos, pero a menudo son costosos y pueden causar efectos secundarios.

Aquí están nuestros remedios naturales favoritos. Pruebe uno o dos a la vez para ver cuál funciona para usted.

Precaución: Siempre consulte con su médico antes de comenzar o suspender cualquier medicamento o suplemento.


La cura de la alergia: hierbas, remedios caseros y otros tratamientos naturales

¡Atención, enfermos de fiebre del heno, la ayuda está aquí! Los remedios naturales pueden reducir los síntomas y / o mejorar la capacidad de su sistema inmunológico para resistir los ataques estacionales (o perpetuos).

Fiebre del heno, también llamada rinitis alérgica, es un término general para ambos estacional y perenne rinitis, y es el trastorno del sistema inmunológico más común en los EE. UU. y afecta a unos 35 millones de estadounidenses. Los desencadenantes estacionales incluyen polen de ambrosía (común en el otoño), polen de árboles (común en la primavera) y polen de pasto (común a fines de la primavera y principios del verano). Los desencadenantes de la fiebre del heno durante todo el año incluyen ácaros del polvo y cucarachas, esporas de hongos y mohos y caspa de mascotas.

Los síntomas incluyen secreción nasal, ojos llorosos o con picazón, estornudos y / o tos. Puede tratar los síntomas con antihistamínicos u otros medicamentos, pero a menudo son costosos y pueden causar efectos secundarios.

Aquí están nuestros remedios naturales favoritos. Pruebe uno o dos a la vez para ver cuál funciona para usted.

Precaución: Siempre consulte con su médico antes de comenzar o suspender cualquier medicamento o suplemento.


La cura de la alergia: hierbas, remedios caseros y otros tratamientos naturales

¡Atención, enfermos de fiebre del heno, la ayuda está aquí! Los remedios naturales pueden reducir los síntomas y / o mejorar la capacidad de su sistema inmunológico para resistir los ataques estacionales (o perpetuos).

Fiebre del heno, también llamada rinitis alérgica, es un término general para ambos estacional y perenne rinitis, y es el trastorno del sistema inmunológico más común en los EE. UU. y afecta a unos 35 millones de estadounidenses. Los desencadenantes estacionales incluyen polen de ambrosía (común en el otoño), polen de árboles (común en la primavera) y polen de pasto (común a fines de la primavera y principios del verano). Los desencadenantes de la fiebre del heno durante todo el año incluyen ácaros del polvo y cucarachas, esporas de hongos y mohos y caspa de mascotas.

Los síntomas incluyen secreción nasal, ojos llorosos o con picazón, estornudos y / o tos. Puede tratar los síntomas con antihistamínicos u otros medicamentos, pero a menudo son costosos y pueden causar efectos secundarios.

Aquí están nuestros remedios naturales favoritos. Pruebe uno o dos a la vez para ver cuál funciona para usted.

Precaución: Siempre consulte con su médico antes de comenzar o suspender cualquier medicamento o suplemento.


La cura de la alergia: hierbas, remedios caseros y otros tratamientos naturales

¡Atención, enfermos de fiebre del heno, la ayuda está aquí! Los remedios naturales pueden reducir los síntomas y / o mejorar la capacidad de su sistema inmunológico para resistir los ataques estacionales (o perpetuos).

Fiebre del heno, también llamada rinitis alérgica, es un término general para ambos estacional y perenne rinitis, y es el trastorno del sistema inmunológico más común en los EE. UU. y afecta a unos 35 millones de estadounidenses. Los desencadenantes estacionales incluyen polen de ambrosía (común en el otoño), polen de árboles (común en la primavera) y polen de pasto (común a fines de la primavera y principios del verano). Los desencadenantes de la fiebre del heno durante todo el año incluyen ácaros del polvo y cucarachas, esporas de hongos y mohos y caspa de mascotas.

Los síntomas incluyen secreción nasal, ojos llorosos o con picazón, estornudos y / o tos. Puede tratar los síntomas con antihistamínicos u otros medicamentos, pero a menudo son costosos y pueden causar efectos secundarios.

Aquí están nuestros remedios naturales favoritos. Pruebe uno o dos a la vez para ver cuál funciona para usted.

Precaución: Siempre consulte con su médico antes de comenzar o suspender cualquier medicamento o suplemento.