Nuevas recetas

Recorrido y degustación en una región vinícola estadounidense inesperada: Galería de Nuevo México

Recorrido y degustación en una región vinícola estadounidense inesperada: Galería de Nuevo México

Las más de 50 bodegas del estado elaboran de todo, desde bengalas de estilo francés hasta tintos de estilo italiano

istockphoto.com

En una reciente tarde de domingo lluvioso en Las Cruces, en el sur de Nuevo México, con un tazón de chile picante, me senté a charlar sobre vinos producidos localmente con el productor de uvas y enólogo pionero de Nuevo México Paolo D'Andrea y Chris Goblet, director ejecutivo de New Mexico. Mexico Wine, de quien sería invitado durante la semana que viene.

“A excepción de los vinos espumosos de Gruet, que se pueden comprar en cualquier lugar de Estados Unidos, casi nadie más que elabora vino en Nuevo México vende fuera del estado”, comencé. "Entonces, no importa qué tan bueno sea su vino, ¿cómo espera obtener una reputación positiva?"

Para ellos, la respuesta era obvia. Si no pudieron llevar sus vinos a otros lugares, entonces pídales que los visiten, no solo por el vino, sino por las otras atracciones que atraen a unos 34 millones de turistas anualmente a Nuevo México: salvaje belleza, esquí, arte, decenas de festivales y una reputación entre los amantes de la comida como el epicentro de la cocina del suroeste. “Ven por el turismo y enamórate de nuestros vinos” fue el mensaje.

Y eso es lo que hice durante los siguientes días.

Pasé la mayor parte del tiempo visitando media docena de las más de 50 bodegas del estado, tanto en la parte más cálida del sur del estado, donde se cultiva la mayoría de las uvas, como en el norte, donde las bodegas compran uvas y cultivan algunas. propios en altitudes mucho mayores. En el camino también visité maravillas geológicas como el Monumento Nacional White Sands, estaciones de esquí como Ruidoso y atracciones culturales como el rancho de la granja de los pintores de renombre mundial Peter Hurd y Henriette Wyeth. Luego, por supuesto, en todas partes había comida maravillosa para acompañar los vinos locales.

El lema de New Mexico Wine, por cierto, es "Viva Vino" - "Viva el vino". De hecho, no es un mal brindis: ¡Viva Vino! Esto es lo que descubrí mientras recorría y probaba la región vinícola de Nuevo México.

Los gastos de viaje para este artículo, incluidas las comidas y las degustaciones de vino, fueron pagados por New Mexico Wine.

Recorrido y degustación en una región vinícola estadounidense inesperada: Nuevo México

istockphoto.com

En una reciente tarde de domingo lluvioso en Las Cruces, en el sur de Nuevo México, con un tazón de chile picante, me senté a charlar sobre vinos producidos localmente con el productor de uvas y enólogo pionero de Nuevo México Paolo D'Andrea y Chris Goblet, director ejecutivo de New Mexico. Mexico Wine, de quien sería invitado durante la semana que viene.

“A excepción de los vinos espumosos de Gruet, que se pueden comprar en cualquier lugar de Estados Unidos, casi nadie más que elabora vino en Nuevo México vende fuera del estado”, comencé. Luego, por supuesto, en todas partes había comida maravillosa para acompañar los vinos locales.

El lema de New Mexico Wine, por cierto, es "Viva Vino" - "Viva el vino". De hecho, no es un mal brindis: ¡Viva Vino! Esto es lo que descubrí mientras recorría y probaba la región vinícola de Nuevo México.

Los gastos de viaje para este artículo, incluidas las comidas y las degustaciones de vino, fueron pagados por New Mexico Wine.

Adobe y Chiles

¿Qué mejores símbolos de la cultura tradicional de Nuevo México que la arquitectura de adobe y una cocina basada en chiles? Empiezo el primer día de mi viaje con un desayuno en Josefina's en la histórica ciudad ribereña de Mesilla, a las afueras de Las Cruces.

Huevos rancheros

Mi desayuno favorito de todos los tiempos son los huevos rancheros con un Bloody Mary, pero me conformé con una taza de café enérgico junto con este plato clásico. Los ingredientes del plato varían (esta mañana, no frijoles), pero los huevos demasiado fáciles, la salsa picante de tomate y chile y las tortillas de maíz son imprescindibles. La crema agria está en camino desde la cocina.

Bennie y Bernd

Hacemos un recorrido por los viñedos de Amaro Winery con los propietarios Bennie (izquierda) y Bernd Maier, quienes explican que los sacerdotes españoles trajeron vides a Nuevo México en 1629, mucho antes de que llegaran a California. Los suelos pobres son excelentes para las vides, pero el riego es necesario. Las heladas primaverales son siempre una preocupación.

¡Eso es italiano!

Aunque las uvas francesas se cultivan en Nuevo México, las variedades del sur de Europa como tempranillo, sangiovese, refosco y aglianico son mucho más comunes. El enólogo de Luna Rossa, Paolo D'Andrea, que empezó a cultivar uvas aquí en 1986, abastece a muchas bodegas.

Chiles, cerdo y nueces

¡Esa noche en Salud! de Mesilla, el productor de chile Chris Franzoy de Young Guns Produce nos cuenta lo que está de moda y lo que no con la verdura favorita de Nuevo México, mientras que el chef y propietario Russell Hernandez nos invita a una crujiente panceta de cerdo con salsa de chile rojo y pipián hecho con la salsa local. a nueces - nueces.

Nieve del desierto

Al día siguiente, comienza el viaje por carretera. De camino a la ciudad montañosa de Ruidoso, un paraíso de esquí para los tejanos del oeste, nos detenemos en el Monumento Nacional White Sands, un vasto tramo de arenas blancas como la nieve con paseos marítimos y senderos para caminatas. Pero es mejor no ir cuando el Ejército está probando misiles (el camino hacia el campo de dunas se cierra ocasionalmente por órdenes militares).

Parada de camiones

¿Qué es una bodega sin una camioneta pickup fotogénica? Jasper Riddle, nativo de Ruidoso, es el enólogo más joven del estado y su bodega Noisy Water es una de las de más rápido crecimiento. Al igual que otros enólogos, Riddle produce vinos dulces de nivel de entrada, así como vinos secos más sofisticados.

Manada de hurd

Esa noche me acosté en la casa de adobe de los artistas fallecidos Peter Hurd y Henriette Wyeth. Su hijo Michael Hurd, también pintor, dirige los esfuerzos de conservación que se extienden más allá de su Sentinel Ranch, supervisa la galería familiar y ofrece cabañas para huéspedes. Esa noche cenamos en el mar de arte de la galería.

Conseguir Gamed

La cena tiene dos estrellas: el chef Mashon Swenor del restaurante Hunt & Harvest, quien preparó este alce local, sous-vide, con puré de coliflor de tres quesos, zanahorias y crema de chile verde, y Jasper Riddle de Noisy Water, quien disparó al alce y preparó la mezcla de cabernet-zinfandel que bebimos con ella.

Exposiciones del norte

El chef Kai Autenrieth prepara un ceviche de manzana y camarones para un almuerzo en el Four Seasons Resort al norte de Santa Fe, organizado por la familia Padberg, dueños de Vivac Winery. La bodega y el viñedo se encuentran en Dixon, cerca de Taos, a un nivel de 6.000 pies: territorio riesling y chenin blanc.

Fin de la comida

Después de nuestro segundo curso de alces cazados en casa en 24 horas, Autenrieth termina la comida con un curso de postre de Brie brûlée con ensalada de melón, mermelada de chile, brioche a la parrilla y piñones cubiertos de miel, servido con un refosco Vivac de uvas. enviado al norte desde los viñedos de Paolo D'Andrea.

¡Tatúe esto!

Después de degustar cócteles exclusivos en cuatro bares, resaltados por el Kiss to Build a Dream On de Winston Greene impulsado por el ron en Tonic, me instalo en Coyote Café para ver al camarero Dario Jiminez servirlo. Después de agitar un cóctel Chimayo, llega la hora de la mesa para una deliciosa cena organizada por Gruet.

Viñedo Pueblo

Laurent Gruet, nacido en Champaña (izquierda), ha elaborado un gran vino espumoso de Nuevo México desde 1984. Su proyecto más reciente es un preciado viñedo copropietario del Pueblo de Santa Ana. El gobernador de Pueblo, Glenn Tenorio (segundo desde la derecha) dice: “Tiene sentido. Siempre hemos sido agricultores ".


Tres destinos inesperados del vino en los Grandes Lagos

FOTO: El patio de cada habitación en el hotel boutique The Casa en Gervasi Vineyard da al hermoso patio y al lago. (Foto de Paul Heney)

Las bodegas en California, el estado de Washington y Oregon tienden a recibir mucha prensa en la industria del turismo.

Sin embargo, hay muchas oportunidades de vacaciones encantadoras para los enófilos en la región de los Grandes Lagos, algunas en áreas inesperadas.

Aquí hay tres bodegas en esta bulliciosa región que abarca los Estados Unidos y Canadá.

1. Viñedo Gervasi, Canton, Ohio.

FOTO: Las habitaciones de The Casa at Gervasi Vineyard son lujosas, espaciosas y cómodas. (Foto de Paul Heney)

La mayoría de las regiones vitivinícolas de Ohio están agrupadas a lo largo de la larga costa del lago Erie, por lo que los visitantes pueden sorprenderse al escuchar acerca de esta bodega de clase mundial ubicada a una hora al sur del lago.

Gervasi Vineyard está ubicado en 55 acres boscosos al norte de Canton, y pasear por los exuberantes terrenos se siente como si hubiera entrado en una escapada secreta a la Toscana. En una estadía reciente durante la noche, nos quedamos impresionados por la calidad de los acabados en todo, desde los espacios públicos hasta las habitaciones; no se ahorró ni un dólar cuando los diseñadores eligieron luces, accesorios, obras de arte, etc.

El gerente de marca, Jeff Hicks, explicó que Gervasi inauguró recientemente su nuevo hotel boutique de 24 habitaciones, The Casa, el 1 de mayo.

“Entonces, ahora tenemos 48 suites de lujo para huéspedes para ofrecer a nuestros visitantes”, dijo. “The Farmhouse tiene capacidad para seis u ocho personas cómodamente y es ideal para familias o grupos, y ofrece una cocina de última generación. Las Villas son seis edificios independientes que tienen cuatro suites privadas para huéspedes y un espacio central común que se comparte ".

La Casa está construida en forma de C grande, y cada habitación cuenta con un patio espacioso que da a un área de patio y al lago. Un gerente de experiencia de huéspedes en el lugar puede ayudarlo a recibir los vinos en su habitación. El agua, los refrescos y el jugo del minibar son gratuitos. El desayuno también está incluido; usted elige entre 5 platos principales y su comida, junto con fruta fresca y croissants, se entrega en su habitación en una hermosa caja de vino de madera vintage.

Hay varias opciones para comer en la propiedad aquí. The Crush House es un encantador y moderno bar de vinos y restaurante con un animado patio y un bar increíblemente decorado. The Still House sirve más como una cafetería durante el día, pero por la noche, los huéspedes pueden venir aquí para disfrutar de vino, cócteles artesanales y platos pequeños, a menudo con música en vivo. The Piazza es un patio al aire libre de temporada (con vistas a un gran lago) que es un lugar para cenar informal para el almuerzo o la cena.

Sin embargo, la pièce de résistance para cenar aquí es The Bistro, donde se sirven especialidades italianas rústicas y exclusivas en este granero cuidadosamente restaurado de alrededor de 1820. El precio es bastante razonable para la calidad excepcional de la comida. Todo fue una delicia en nuestra cena, desde la ensalada de peras hasta la piccata de pollo y el crostini caliente servido junto a la mesa. Y el pastel de chocolate sin harina con mousse de mantequilla de maní fue el mejor postre que he probado en bastante tiempo.

¿Y mencionamos los vinos? Gervasi cultiva sus propias uvas en el lugar y produce vinos, además de comprar uvas y producir vinos diferentes de ellos. Nuestra camarera explicó hábilmente las diferentes opciones, tanto en tintos como en blancos, junto con una serie de vinos italianos que importa el viñedo, por lo que no importa su preferencia, es probable que encuentre algo que le encantará aquí.

FOTO: The Casa, un hotel boutique en Gervasi Vineyard, inaugurado el 1 de mayo de 2019 (Foto de Paul Heney)

Hay mucho más que hacer en Gervasi, como yoga, visitas a destilerías, clases culinarias, degustaciones y maridajes, compras, cenas en viñedos y conciertos. Esta joya escondida definitivamente vale la pena visitarla durante la noche, ya sea que se encuentre en Ohio o en cualquier lugar al este del Mississippi.

2. Viñedo Two Sisters, Niagara-on-the-Lake, Ontario.

Toda esta región es un destino paradisíaco para los enófilos, con docenas de bodegas repartidas por este pintoresco pueblo del siglo XIX y ubicado a tiro de piedra del bullicio de las Cataratas del Niágara. Uno de los más populares y bonitos es Two Sisters Vineyards, que realiza degustaciones y recorridos por los terrenos de su propiedad de inspiración italiana.

El restaurante del establecimiento, Kitchen76, ofrece un menú rústico italiano que cambia con las estaciones y se complementa con los vinos galardonados del viñedo. Las pizzas y pastas se elaboran en el lugar con auténticas influencias italianas.


Tres destinos de vino inesperados en los Grandes Lagos

FOTO: El patio de cada habitación en el hotel boutique The Casa en Gervasi Vineyard da al hermoso patio y al lago. (Foto de Paul Heney)

Las bodegas en California, el estado de Washington y Oregon tienden a recibir mucha prensa en la industria del turismo.

Sin embargo, hay muchas oportunidades de vacaciones encantadoras para los enófilos en la región de los Grandes Lagos, algunas en áreas inesperadas.

Aquí hay tres bodegas en esta bulliciosa región que abarca los Estados Unidos y Canadá.

1. Viñedo Gervasi, Canton, Ohio.

FOTO: Las habitaciones de The Casa at Gervasi Vineyard son lujosas, espaciosas y cómodas. (Foto de Paul Heney)

La mayoría de las regiones vitivinícolas de Ohio están agrupadas a lo largo de la larga costa del lago Erie, por lo que los visitantes pueden sorprenderse al escuchar acerca de esta bodega de clase mundial ubicada a una hora al sur del lago.

Gervasi Vineyard está ubicado en 55 acres boscosos al norte de Canton, y pasear por los exuberantes terrenos se siente como si hubiera entrado en una escapada secreta a la Toscana. En una estadía reciente de una noche, nos quedamos impresionados por la calidad de los acabados en todo, desde los espacios públicos hasta las habitaciones; no se ahorró ni un dólar cuando los diseñadores eligieron luces, accesorios, obras de arte, etc.

El gerente de marca, Jeff Hicks, explicó que Gervasi inauguró recientemente su nuevo hotel boutique de 24 habitaciones, The Casa, el 1 de mayo.

“Entonces, ahora tenemos 48 suites de lujo para huéspedes para ofrecer a nuestros visitantes”, dijo. “The Farmhouse tiene capacidad para seis u ocho personas cómodamente y es ideal para familias o grupos, y ofrece una cocina de última generación. Las Villas son seis edificios independientes que tienen cuatro suites privadas para huéspedes y un espacio central común que se comparte ".

La Casa está construida en forma de C grande, y cada habitación cuenta con un patio espacioso que da a un área de patio y al lago. Un gerente de experiencia de huéspedes en el lugar puede ayudarlo a recibir los vinos en su habitación. El agua, los refrescos y el jugo del minibar son gratuitos. El desayuno también está incluido; usted elige entre 5 platos principales y su comida, junto con fruta fresca y croissants, se entrega en su habitación en una hermosa caja de vino de madera vintage.

Hay varias opciones para comer en la propiedad aquí. The Crush House es un encantador y moderno bar de vinos y restaurante con un animado patio y un bar increíblemente decorado. The Still House sirve más como una cafetería durante el día, pero por la noche, los huéspedes pueden venir aquí para disfrutar de vino, cócteles artesanales y platos pequeños, a menudo con música en vivo. The Piazza es un patio al aire libre de temporada (con vistas a un gran lago) que es un lugar para cenar informal para el almuerzo o la cena.

Sin embargo, la pièce de résistance para cenar aquí es The Bistro, donde se sirven especialidades italianas rústicas y exclusivas en este granero cuidadosamente restaurado de alrededor de 1820. El precio es bastante razonable para la calidad excepcional de la comida. Todo fue una delicia en nuestra cena, desde la ensalada de peras hasta la piccata de pollo y el crostini caliente servido junto a la mesa. Y el pastel de chocolate sin harina con mousse de mantequilla de maní fue el mejor postre que he probado en bastante tiempo.

¿Y mencionamos los vinos? Gervasi cultiva sus propias uvas en el lugar y produce vinos, además de comprar uvas y producir vinos diferentes de ellos. Nuestra camarera explicó hábilmente las diferentes opciones, tanto en tintos como en blancos, junto con una serie de vinos italianos que importa el viñedo, por lo que no importa su preferencia, es probable que encuentre algo que le encantará aquí.

FOTO: The Casa, un hotel boutique en Gervasi Vineyard, inaugurado el 1 de mayo de 2019 (Foto de Paul Heney)

Hay mucho más que hacer en Gervasi, como yoga, visitas a destilerías, clases culinarias, degustaciones y maridajes, compras, cenas en viñedos y conciertos. Esta joya escondida definitivamente vale la pena visitarla durante la noche, ya sea que se encuentre en Ohio o en cualquier lugar al este del Mississippi.

2. Viñedo Two Sisters, Niagara-on-the-Lake, Ontario.

Toda esta región es un destino paradisíaco para los enófilos, con docenas de bodegas repartidas por este pintoresco pueblo del siglo XIX, y ubicado a tiro de piedra del bullicio de las Cataratas del Niágara. Uno de los más populares y bonitos es Two Sisters Vineyards, que realiza degustaciones y recorridos por los terrenos de su propiedad de inspiración italiana.

El restaurante del establecimiento, Kitchen76, ofrece un menú rústico italiano que cambia con las estaciones y se complementa con los vinos galardonados del viñedo. Las pizzas y pastas se elaboran en el lugar con auténticas influencias italianas.


Tres destinos inesperados del vino en los Grandes Lagos

FOTO: El patio de cada habitación en el hotel boutique The Casa en Gervasi Vineyard da al hermoso patio y al lago. (Foto de Paul Heney)

Las bodegas en California, el estado de Washington y Oregon tienden a recibir mucha prensa en la industria del turismo.

Sin embargo, hay muchas oportunidades de vacaciones encantadoras para los enófilos en la región de los Grandes Lagos, algunas en áreas inesperadas.

Aquí hay tres bodegas en esta bulliciosa región que abarca los Estados Unidos y Canadá.

1. Viñedo Gervasi, Canton, Ohio.

FOTO: Las habitaciones de The Casa at Gervasi Vineyard son lujosas, espaciosas y cómodas. (Foto de Paul Heney)

La mayoría de las regiones vitivinícolas de Ohio están agrupadas a lo largo de la larga costa del lago Erie, por lo que los visitantes pueden sorprenderse al escuchar acerca de esta bodega de clase mundial ubicada a una hora al sur del lago.

Gervasi Vineyard está ubicado en 55 acres boscosos al norte de Canton, y pasear por los exuberantes terrenos se siente como si hubiera entrado en una escapada secreta a la Toscana. En una estadía reciente durante la noche, nos quedamos impresionados por la calidad de los acabados en todo, desde los espacios públicos hasta las habitaciones; no se ahorró ni un dólar cuando los diseñadores eligieron luces, accesorios, obras de arte, etc.

El gerente de marca, Jeff Hicks, explicó que Gervasi inauguró recientemente su nuevo hotel boutique de 24 habitaciones, The Casa, el 1 de mayo.

“Entonces, ahora tenemos 48 suites de lujo para huéspedes para ofrecer a nuestros visitantes”, dijo. “The Farmhouse tiene capacidad para seis u ocho personas cómodamente y es ideal para familias o grupos, y ofrece una cocina de última generación. Las Villas son seis edificios independientes que tienen cuatro suites privadas para huéspedes y un espacio central común que se comparte ".

La Casa está construida en forma de C grande, y cada habitación cuenta con un patio espacioso que da a un área de patio y al lago. Un gerente de experiencia de huéspedes en el lugar puede ayudarlo a recibir los vinos en su habitación. El agua, los refrescos y el jugo del minibar son gratuitos. El desayuno también está incluido; usted elige entre 5 platos principales y su comida, junto con fruta fresca y croissants, se entrega en su habitación en una hermosa caja de vino de madera vintage.

Hay varias opciones para comer en la propiedad aquí. The Crush House es un encantador y moderno bar de vinos y restaurante con un animado patio y un bar increíblemente decorado. The Still House sirve más como una cafetería durante el día, pero por la noche, los huéspedes pueden venir aquí para disfrutar de vino, cócteles artesanales y platos pequeños, a menudo con música en vivo. The Piazza es un patio al aire libre de temporada (con vistas a un gran lago) que es un lugar para cenar informal para el almuerzo o la cena.

Sin embargo, la pièce de résistance para cenar aquí es The Bistro, donde se sirven especialidades italianas rústicas y exclusivas en este granero cuidadosamente restaurado de alrededor de 1820. El precio es bastante razonable para la calidad excepcional de la comida. Todo fue una delicia en nuestra cena, desde la ensalada de peras hasta la piccata de pollo y el crostini caliente servido junto a la mesa. Y el pastel de chocolate sin harina con mousse de mantequilla de maní fue el mejor postre que he probado en bastante tiempo.

¿Y mencionamos los vinos? Gervasi cultiva sus propias uvas en el lugar y produce vinos, además de comprar uvas y producir vinos diferentes de ellos. Nuestra camarera explicó hábilmente las diferentes opciones, tanto en tintos como en blancos, junto con una serie de vinos italianos que importa el viñedo, por lo que no importa su preferencia, es probable que encuentre algo que le encantará aquí.

FOTO: The Casa, un hotel boutique en Gervasi Vineyard, inaugurado el 1 de mayo de 2019 (Foto de Paul Heney)

Hay mucho más que hacer en Gervasi, como yoga, visitas a destilerías, clases culinarias, degustaciones y maridajes, compras, cenas en viñedos y conciertos. Esta joya escondida definitivamente vale la pena visitarla durante la noche, ya sea que se encuentre en Ohio o en cualquier lugar al este del Mississippi.

2. Viñedo Two Sisters, Niagara-on-the-Lake, Ontario.

Toda esta región es un destino paradisíaco para los enófilos, con docenas de bodegas repartidas por este pintoresco pueblo del siglo XIX y ubicado a tiro de piedra del bullicio de las Cataratas del Niágara. Uno de los más populares y bonitos es Two Sisters Vineyards, que realiza degustaciones y recorridos por los terrenos de su propiedad de inspiración italiana.

El restaurante del establecimiento, Kitchen76, ofrece un menú rústico italiano que cambia con las estaciones y se complementa con los vinos galardonados del viñedo. Las pizzas y pastas se elaboran en el lugar con auténticas influencias italianas.


Tres destinos inesperados del vino en los Grandes Lagos

FOTO: El patio de cada habitación en el hotel boutique The Casa en Gervasi Vineyard da al hermoso patio y al lago. (Foto de Paul Heney)

Las bodegas en California, el estado de Washington y Oregon tienden a recibir mucha prensa en la industria del turismo.

Sin embargo, hay muchas oportunidades de vacaciones encantadoras para los enófilos en la región de los Grandes Lagos, algunas en áreas inesperadas.

Aquí hay tres bodegas en esta bulliciosa región que abarca los Estados Unidos y Canadá.

1. Viñedo Gervasi, Canton, Ohio.

FOTO: Las habitaciones de The Casa at Gervasi Vineyard son lujosas, espaciosas y cómodas. (Foto de Paul Heney)

La mayoría de las regiones vitivinícolas de Ohio están agrupadas a lo largo de la larga costa del lago Erie, por lo que los visitantes pueden sorprenderse al escuchar sobre esta bodega de clase mundial ubicada a una hora al sur del lago.

Gervasi Vineyard está ubicado en 55 acres boscosos al norte de Canton, y pasear por los exuberantes terrenos se siente como si hubiera entrado en una escapada secreta a la Toscana. En una estadía reciente de una noche, nos quedamos impresionados por la calidad de los acabados en todo, desde los espacios públicos hasta las habitaciones; no se ahorró ni un dólar cuando los diseñadores eligieron luces, accesorios, obras de arte, etc.

El gerente de marca, Jeff Hicks, explicó que Gervasi inauguró recientemente su nuevo hotel boutique de 24 habitaciones, The Casa, el 1 de mayo.

“Entonces, ahora tenemos 48 suites de lujo para huéspedes para ofrecer a nuestros visitantes”, dijo. “The Farmhouse tiene capacidad para seis u ocho personas cómodamente y es ideal para familias o grupos, y ofrece una cocina de última generación. Las Villas son seis edificios independientes que tienen cuatro suites privadas para huéspedes y un espacio central común que se comparte ".

La Casa está construida en forma de C grande, y cada habitación cuenta con un patio espacioso que da a un área de patio y al lago. Un gerente de experiencia de huéspedes en el lugar puede ayudarlo a recibir los vinos en su habitación. El agua, los refrescos y el jugo del minibar son gratuitos. El desayuno también está incluido; usted elige entre 5 platos principales y su comida, junto con fruta fresca y croissants, se entrega en su habitación en una hermosa caja de vino de madera vintage.

Hay varias opciones para comer en la propiedad aquí. The Crush House es un encantador y moderno bar de vinos y restaurante con un animado patio y un bar increíblemente decorado. The Still House sirve más como una cafetería durante el día, pero por la noche, los huéspedes pueden venir aquí para disfrutar de vino, cócteles artesanales y platos pequeños, a menudo con música en vivo. The Piazza es un patio al aire libre de temporada (con vistas a un gran lago) que es un lugar para cenar informal para el almuerzo o la cena.

Sin embargo, la pièce de résistance para cenar aquí es The Bistro, donde se sirven especialidades italianas rústicas y exclusivas en este granero cuidadosamente restaurado de alrededor de 1820. El precio es bastante razonable para la calidad excepcional de la comida. Todo fue una delicia en nuestra cena, desde la ensalada de peras hasta la piccata de pollo y el crostini caliente servido junto a la mesa. Y el pastel de chocolate sin harina con mousse de mantequilla de maní fue el mejor postre que he probado en bastante tiempo.

¿Y mencionamos los vinos? Gervasi cultiva sus propias uvas en el lugar y produce vinos, además de comprar uvas y producir vinos diferentes de ellos. Nuestra camarera explicó hábilmente las diferentes opciones, tanto en tintos como en blancos, junto con una serie de vinos italianos que importa el viñedo, por lo que no importa su preferencia, es probable que encuentre algo que le encantará aquí.

FOTO: The Casa, un hotel boutique en Gervasi Vineyard, inaugurado el 1 de mayo de 2019 (Foto de Paul Heney)

Hay mucho más que hacer en Gervasi, como yoga, visitas a destilerías, clases culinarias, degustaciones y maridajes, compras, cenas en viñedos y conciertos. Esta joya escondida definitivamente vale la pena visitarla durante la noche, ya sea que se encuentre en Ohio o en cualquier lugar al este del Mississippi.

2. Viñedo Two Sisters, Niagara-on-the-Lake, Ontario.

Toda esta región es un destino paradisíaco para los enófilos, con docenas de bodegas repartidas por este pintoresco pueblo del siglo XIX, y ubicado a tiro de piedra del bullicio de las Cataratas del Niágara. Uno de los más populares y bonitos es Two Sisters Vineyards, que realiza degustaciones y recorridos por los terrenos de su propiedad de inspiración italiana.

El restaurante del establecimiento, Kitchen76, ofrece un menú rústico italiano que cambia con las estaciones y se complementa con los vinos galardonados del viñedo. Las pizzas y pastas se elaboran en el lugar con auténticas influencias italianas.


Tres destinos inesperados del vino en los Grandes Lagos

FOTO: El patio de cada habitación en el hotel boutique The Casa en Gervasi Vineyard da al hermoso patio y al lago. (Foto de Paul Heney)

Las bodegas en California, el estado de Washington y Oregon tienden a recibir mucha prensa en la industria del turismo.

Sin embargo, hay muchas oportunidades de vacaciones encantadoras para los enófilos en la región de los Grandes Lagos, algunas en áreas inesperadas.

Aquí hay tres bodegas en esta bulliciosa región que abarca los Estados Unidos y Canadá.

1. Viñedo Gervasi, Canton, Ohio.

FOTO: Las habitaciones de The Casa at Gervasi Vineyard son lujosas, espaciosas y cómodas. (Foto de Paul Heney)

La mayoría de las regiones vitivinícolas de Ohio están agrupadas a lo largo de la larga costa del lago Erie, por lo que los visitantes pueden sorprenderse al escuchar acerca de esta bodega de clase mundial ubicada a una hora al sur del lago.

Gervasi Vineyard está ubicado en 55 acres boscosos al norte de Canton, y pasear por los exuberantes terrenos se siente como si hubiera entrado en una escapada secreta a la Toscana. En una estadía reciente durante la noche, nos quedamos impresionados por la calidad de los acabados en todo, desde los espacios públicos hasta las habitaciones; no se ahorró ni un dólar cuando los diseñadores eligieron luces, accesorios, obras de arte, etc.

El gerente de marca, Jeff Hicks, explicó que Gervasi inauguró recientemente su nuevo hotel boutique de 24 habitaciones, The Casa, el 1 de mayo.

“Entonces, ahora tenemos 48 suites de lujo para huéspedes para ofrecer a nuestros visitantes”, dijo. “The Farmhouse tiene capacidad para seis u ocho personas cómodamente y es ideal para familias o grupos, y ofrece una cocina de última generación. Las Villas son seis edificios independientes que tienen cuatro suites privadas para huéspedes y un espacio central común que se comparte ".

La Casa está construida en forma de C grande, y cada habitación cuenta con un patio espacioso que da a un área de patio y al lago. Un gerente de experiencia de huéspedes en el lugar puede ayudarlo a recibir los vinos en su habitación. El agua, los refrescos y el jugo del minibar son gratuitos. El desayuno también está incluido; usted elige entre 5 platos principales y su comida, junto con fruta fresca y croissants, se entrega en su habitación en una hermosa caja de vino de madera vintage.

Hay varias opciones para comer en la propiedad aquí. The Crush House es un encantador y moderno bar de vinos y restaurante con un animado patio y un bar increíblemente decorado. The Still House sirve más como una cafetería durante el día, pero por la noche, los huéspedes pueden venir aquí para disfrutar de vino, cócteles artesanales y platos pequeños, a menudo con música en vivo. The Piazza es un patio al aire libre de temporada (con vistas a un gran lago) que es un lugar para cenar informal para el almuerzo o la cena.

Sin embargo, la pièce de résistance para cenar aquí es The Bistro, donde se sirven especialidades italianas rústicas y exclusivas en este granero cuidadosamente restaurado de alrededor de 1820. El precio es bastante razonable para la calidad excepcional de la comida. Todo fue una delicia en nuestra cena, desde la ensalada de peras hasta la piccata de pollo y el crostini caliente servido junto a la mesa. Y el pastel de chocolate sin harina con mousse de mantequilla de maní fue el mejor postre que he probado en bastante tiempo.

¿Y mencionamos los vinos? Gervasi cultiva sus propias uvas en el lugar y produce vinos, además de comprar uvas y producir vinos diferentes de ellos. Nuestra camarera explicó hábilmente las diferentes opciones, tanto en tintos como en blancos, junto con una serie de vinos italianos que importa el viñedo, por lo que no importa su preferencia, es probable que encuentre algo que le encantará aquí.

FOTO: The Casa, un hotel boutique en Gervasi Vineyard, inaugurado el 1 de mayo de 2019 (Foto de Paul Heney)

Hay mucho más que hacer en Gervasi, como yoga, visitas a destilerías, clases culinarias, degustaciones y maridajes, compras, cenas en viñedos y conciertos. Esta joya escondida definitivamente vale la pena visitarla durante la noche, ya sea que se encuentre en Ohio o en cualquier lugar al este del Mississippi.

2. Viñedo Two Sisters, Niagara-on-the-Lake, Ontario.

Toda esta región es un destino paradisíaco para los enófilos, con docenas de bodegas repartidas por este pintoresco pueblo del siglo XIX, y ubicado a tiro de piedra del bullicio de las Cataratas del Niágara. Uno de los más populares y bonitos es Two Sisters Vineyards, que realiza degustaciones y recorridos por los terrenos de su propiedad de inspiración italiana.

El restaurante del establecimiento, Kitchen76, ofrece un menú rústico italiano que cambia con las estaciones y se complementa con los vinos galardonados del viñedo. Las pizzas y pastas se elaboran en el lugar con auténticas influencias italianas.


Tres destinos inesperados del vino en los Grandes Lagos

FOTO: El patio de cada habitación en el hotel boutique The Casa en Gervasi Vineyard da al hermoso patio y al lago. (Foto de Paul Heney)

Las bodegas en California, el estado de Washington y Oregon tienden a recibir mucha prensa en la industria del turismo.

Sin embargo, hay muchas oportunidades de vacaciones encantadoras para los enófilos en la región de los Grandes Lagos, algunas en áreas inesperadas.

Aquí hay tres bodegas en esta bulliciosa región que abarca los Estados Unidos y Canadá.

1. Viñedo Gervasi, Canton, Ohio.

FOTO: Las habitaciones de The Casa at Gervasi Vineyard son lujosas, espaciosas y cómodas. (Foto de Paul Heney)

La mayoría de las regiones vitivinícolas de Ohio se agrupan a lo largo de la larga costa del lago Erie, por lo que los visitantes pueden sorprenderse al escuchar sobre esta bodega de clase mundial ubicada a una hora al sur del lago.

Gervasi Vineyard está ubicado en 55 acres boscosos al norte de Canton, y pasear por los exuberantes jardines se siente como si hubiera entrado en una escapada secreta a la Toscana. En una estadía reciente, nos quedamos impresionados por la calidad de los acabados en todo, desde los espacios públicos hasta las habitaciones; no se ahorró un dólar cuando los diseñadores eligieron luces, accesorios, obras de arte, etc.

El gerente de marca, Jeff Hicks, explicó que Gervasi inauguró recientemente su nuevo hotel boutique de 24 habitaciones, The Casa, el 1 de mayo.

“So, we now have 48 luxury guest suites to offer our visitors,” he said. “The Farmhouse sleeps six to eight comfortably and is ideal for families or groups—and it offers a state-of-the-art kitchen. The Villas are six standalone buildings that have four private guest suites and a common center space that is shared.”

The Casa is constructed in a large C-shape, and each room features a spacious patio that looks out across a courtyard area and lake. An on-site guest experience manager can assist with having wines delivered to your room. Water, sodas and juice in the minibar are complimentary. Breakfast is included, too—you select from 5 entrees and your meal, along with fresh fruit and croissants, is delivered to your room in a beautiful vintage wood wine box.

There are several dining options on property here. The Crush House is a lovely modern wine bar and restaurant with a bustling patio area and a stunningly appointed bar. The Still House serves as more of a coffeehouse during the day, but in the evenings, guests can come here to enjoy wine, craft cocktails and small plates—often with live music provided. The Piazza is a seasonal outdoor patio (overlooking a large lake) that’s a casual dining spot for lunch or dinner.

The dining pièce de résistance here though is The Bistro, where rustic, upscale Italian specialties are served in this lovingly restored circa 1820 barn. The pricing is quite reasonable for the exceptionally high quality of food. Everything was a delight at our dinner, from the pear salad to the chicken piccata to the warm crostini served tableside. And the flourless chocolate cake with peanut butter mousse was the best dessert I’ve had in quite some time.

And did we mention the wines? Gervasi grows its own grapes on-site and produces wines, as well as buys grapes and produces different wines from those. Our waitress deftly explained the different options, across both red and whites, along with a number of Italian wines that the vineyard imports—so no matter your preference, you’re likely to find something you’ll love here.

PHOTO: The Casa, a boutique hotel at Gervasi Vineyard, opened on May 1, 2019. (Photo by Paul Heney)

There’s plenty more to do while at Gervasi, including yoga, distillery tours, culinary classes, tastings and food pairings, shopping, vineyard dinner experiences and concerts. This hidden gem is definitely worth an overnight visit, whether you’re in Ohio or anywhere east of the Mississippi.

2. Two Sisters Vineyard, Niagara-on-the-Lake, Ontario.

This whole region is a heavenly destination for oenophiles, with dozens of wineries scattered around this scenic 19th-century village—and located a stone’s throw from the bustle of Niagara Falls. One of the most popular and prettiest is Two Sisters Vineyards, which conducts tastings and tours of its Italian-inspired estate grounds.

The on-property restaurant, Kitchen76, features a rustic Italian menu that changes with the seasons and is complemented by the vineyard’s award-winning wines. Pizzas and pasta are made fresh on-site using authentic Italian influences.


Three Unexpected Great Lakes Wine Destinations

PHOTO: Each room's patio at The Casa boutique hotel at Gervasi Vineyard faces the gorgeous courtyard and lake. (Photo by Paul Heney)

Wineries in California, Washington state and Oregon tend to get a lot of press in the tourism industry.

However, there are a lot of lovely getaway vacation opportunities for oenophiles in the Great Lakes region, some in unexpected areas.

Here are three wineries in this bustling region encompassing the United States and Canada.

1. Gervasi Vineyard, Canton, Ohio.

PHOTO: Rooms at The Casa at Gervasi Vineyard are luxurious, spacious, and comfortable. (Photo by Paul Heney)

Most of Ohio’s winemaking regions are clustered along the long Lake Erie shoreline, so visitors may be surprised to hear about this world-class winery located an hour south of the lake.

Gervasi Vineyard is located on 55 wooded acres north of Canton, and wandering the lush grounds feels like you’ve stepped into a secret Tuscan getaway. On a recent overnight stay, we were blown away by the quality of the finishes on everything from the public spaces to the rooms—not a dollar was spared when the designers chose lights, fixtures, artwork, etc.

Brand Manager Jeff Hicks explained that Gervasi recently opened its new 24-room boutique hotel addition, The Casa, on May 1st.

“So, we now have 48 luxury guest suites to offer our visitors,” he said. “The Farmhouse sleeps six to eight comfortably and is ideal for families or groups—and it offers a state-of-the-art kitchen. The Villas are six standalone buildings that have four private guest suites and a common center space that is shared.”

The Casa is constructed in a large C-shape, and each room features a spacious patio that looks out across a courtyard area and lake. An on-site guest experience manager can assist with having wines delivered to your room. Water, sodas and juice in the minibar are complimentary. Breakfast is included, too—you select from 5 entrees and your meal, along with fresh fruit and croissants, is delivered to your room in a beautiful vintage wood wine box.

There are several dining options on property here. The Crush House is a lovely modern wine bar and restaurant with a bustling patio area and a stunningly appointed bar. The Still House serves as more of a coffeehouse during the day, but in the evenings, guests can come here to enjoy wine, craft cocktails and small plates—often with live music provided. The Piazza is a seasonal outdoor patio (overlooking a large lake) that’s a casual dining spot for lunch or dinner.

The dining pièce de résistance here though is The Bistro, where rustic, upscale Italian specialties are served in this lovingly restored circa 1820 barn. The pricing is quite reasonable for the exceptionally high quality of food. Everything was a delight at our dinner, from the pear salad to the chicken piccata to the warm crostini served tableside. And the flourless chocolate cake with peanut butter mousse was the best dessert I’ve had in quite some time.

And did we mention the wines? Gervasi grows its own grapes on-site and produces wines, as well as buys grapes and produces different wines from those. Our waitress deftly explained the different options, across both red and whites, along with a number of Italian wines that the vineyard imports—so no matter your preference, you’re likely to find something you’ll love here.

PHOTO: The Casa, a boutique hotel at Gervasi Vineyard, opened on May 1, 2019. (Photo by Paul Heney)

There’s plenty more to do while at Gervasi, including yoga, distillery tours, culinary classes, tastings and food pairings, shopping, vineyard dinner experiences and concerts. This hidden gem is definitely worth an overnight visit, whether you’re in Ohio or anywhere east of the Mississippi.

2. Two Sisters Vineyard, Niagara-on-the-Lake, Ontario.

This whole region is a heavenly destination for oenophiles, with dozens of wineries scattered around this scenic 19th-century village—and located a stone’s throw from the bustle of Niagara Falls. One of the most popular and prettiest is Two Sisters Vineyards, which conducts tastings and tours of its Italian-inspired estate grounds.

The on-property restaurant, Kitchen76, features a rustic Italian menu that changes with the seasons and is complemented by the vineyard’s award-winning wines. Pizzas and pasta are made fresh on-site using authentic Italian influences.


Three Unexpected Great Lakes Wine Destinations

PHOTO: Each room's patio at The Casa boutique hotel at Gervasi Vineyard faces the gorgeous courtyard and lake. (Photo by Paul Heney)

Wineries in California, Washington state and Oregon tend to get a lot of press in the tourism industry.

However, there are a lot of lovely getaway vacation opportunities for oenophiles in the Great Lakes region, some in unexpected areas.

Here are three wineries in this bustling region encompassing the United States and Canada.

1. Gervasi Vineyard, Canton, Ohio.

PHOTO: Rooms at The Casa at Gervasi Vineyard are luxurious, spacious, and comfortable. (Photo by Paul Heney)

Most of Ohio’s winemaking regions are clustered along the long Lake Erie shoreline, so visitors may be surprised to hear about this world-class winery located an hour south of the lake.

Gervasi Vineyard is located on 55 wooded acres north of Canton, and wandering the lush grounds feels like you’ve stepped into a secret Tuscan getaway. On a recent overnight stay, we were blown away by the quality of the finishes on everything from the public spaces to the rooms—not a dollar was spared when the designers chose lights, fixtures, artwork, etc.

Brand Manager Jeff Hicks explained that Gervasi recently opened its new 24-room boutique hotel addition, The Casa, on May 1st.

“So, we now have 48 luxury guest suites to offer our visitors,” he said. “The Farmhouse sleeps six to eight comfortably and is ideal for families or groups—and it offers a state-of-the-art kitchen. The Villas are six standalone buildings that have four private guest suites and a common center space that is shared.”

The Casa is constructed in a large C-shape, and each room features a spacious patio that looks out across a courtyard area and lake. An on-site guest experience manager can assist with having wines delivered to your room. Water, sodas and juice in the minibar are complimentary. Breakfast is included, too—you select from 5 entrees and your meal, along with fresh fruit and croissants, is delivered to your room in a beautiful vintage wood wine box.

There are several dining options on property here. The Crush House is a lovely modern wine bar and restaurant with a bustling patio area and a stunningly appointed bar. The Still House serves as more of a coffeehouse during the day, but in the evenings, guests can come here to enjoy wine, craft cocktails and small plates—often with live music provided. The Piazza is a seasonal outdoor patio (overlooking a large lake) that’s a casual dining spot for lunch or dinner.

The dining pièce de résistance here though is The Bistro, where rustic, upscale Italian specialties are served in this lovingly restored circa 1820 barn. The pricing is quite reasonable for the exceptionally high quality of food. Everything was a delight at our dinner, from the pear salad to the chicken piccata to the warm crostini served tableside. And the flourless chocolate cake with peanut butter mousse was the best dessert I’ve had in quite some time.

And did we mention the wines? Gervasi grows its own grapes on-site and produces wines, as well as buys grapes and produces different wines from those. Our waitress deftly explained the different options, across both red and whites, along with a number of Italian wines that the vineyard imports—so no matter your preference, you’re likely to find something you’ll love here.

PHOTO: The Casa, a boutique hotel at Gervasi Vineyard, opened on May 1, 2019. (Photo by Paul Heney)

There’s plenty more to do while at Gervasi, including yoga, distillery tours, culinary classes, tastings and food pairings, shopping, vineyard dinner experiences and concerts. This hidden gem is definitely worth an overnight visit, whether you’re in Ohio or anywhere east of the Mississippi.

2. Two Sisters Vineyard, Niagara-on-the-Lake, Ontario.

This whole region is a heavenly destination for oenophiles, with dozens of wineries scattered around this scenic 19th-century village—and located a stone’s throw from the bustle of Niagara Falls. One of the most popular and prettiest is Two Sisters Vineyards, which conducts tastings and tours of its Italian-inspired estate grounds.

The on-property restaurant, Kitchen76, features a rustic Italian menu that changes with the seasons and is complemented by the vineyard’s award-winning wines. Pizzas and pasta are made fresh on-site using authentic Italian influences.


Three Unexpected Great Lakes Wine Destinations

PHOTO: Each room's patio at The Casa boutique hotel at Gervasi Vineyard faces the gorgeous courtyard and lake. (Photo by Paul Heney)

Wineries in California, Washington state and Oregon tend to get a lot of press in the tourism industry.

However, there are a lot of lovely getaway vacation opportunities for oenophiles in the Great Lakes region, some in unexpected areas.

Here are three wineries in this bustling region encompassing the United States and Canada.

1. Gervasi Vineyard, Canton, Ohio.

PHOTO: Rooms at The Casa at Gervasi Vineyard are luxurious, spacious, and comfortable. (Photo by Paul Heney)

Most of Ohio’s winemaking regions are clustered along the long Lake Erie shoreline, so visitors may be surprised to hear about this world-class winery located an hour south of the lake.

Gervasi Vineyard is located on 55 wooded acres north of Canton, and wandering the lush grounds feels like you’ve stepped into a secret Tuscan getaway. On a recent overnight stay, we were blown away by the quality of the finishes on everything from the public spaces to the rooms—not a dollar was spared when the designers chose lights, fixtures, artwork, etc.

Brand Manager Jeff Hicks explained that Gervasi recently opened its new 24-room boutique hotel addition, The Casa, on May 1st.

“So, we now have 48 luxury guest suites to offer our visitors,” he said. “The Farmhouse sleeps six to eight comfortably and is ideal for families or groups—and it offers a state-of-the-art kitchen. The Villas are six standalone buildings that have four private guest suites and a common center space that is shared.”

The Casa is constructed in a large C-shape, and each room features a spacious patio that looks out across a courtyard area and lake. An on-site guest experience manager can assist with having wines delivered to your room. Water, sodas and juice in the minibar are complimentary. Breakfast is included, too—you select from 5 entrees and your meal, along with fresh fruit and croissants, is delivered to your room in a beautiful vintage wood wine box.

There are several dining options on property here. The Crush House is a lovely modern wine bar and restaurant with a bustling patio area and a stunningly appointed bar. The Still House serves as more of a coffeehouse during the day, but in the evenings, guests can come here to enjoy wine, craft cocktails and small plates—often with live music provided. The Piazza is a seasonal outdoor patio (overlooking a large lake) that’s a casual dining spot for lunch or dinner.

The dining pièce de résistance here though is The Bistro, where rustic, upscale Italian specialties are served in this lovingly restored circa 1820 barn. The pricing is quite reasonable for the exceptionally high quality of food. Everything was a delight at our dinner, from the pear salad to the chicken piccata to the warm crostini served tableside. And the flourless chocolate cake with peanut butter mousse was the best dessert I’ve had in quite some time.

And did we mention the wines? Gervasi grows its own grapes on-site and produces wines, as well as buys grapes and produces different wines from those. Our waitress deftly explained the different options, across both red and whites, along with a number of Italian wines that the vineyard imports—so no matter your preference, you’re likely to find something you’ll love here.

PHOTO: The Casa, a boutique hotel at Gervasi Vineyard, opened on May 1, 2019. (Photo by Paul Heney)

There’s plenty more to do while at Gervasi, including yoga, distillery tours, culinary classes, tastings and food pairings, shopping, vineyard dinner experiences and concerts. This hidden gem is definitely worth an overnight visit, whether you’re in Ohio or anywhere east of the Mississippi.

2. Two Sisters Vineyard, Niagara-on-the-Lake, Ontario.

This whole region is a heavenly destination for oenophiles, with dozens of wineries scattered around this scenic 19th-century village—and located a stone’s throw from the bustle of Niagara Falls. One of the most popular and prettiest is Two Sisters Vineyards, which conducts tastings and tours of its Italian-inspired estate grounds.

The on-property restaurant, Kitchen76, features a rustic Italian menu that changes with the seasons and is complemented by the vineyard’s award-winning wines. Pizzas and pasta are made fresh on-site using authentic Italian influences.


Three Unexpected Great Lakes Wine Destinations

PHOTO: Each room's patio at The Casa boutique hotel at Gervasi Vineyard faces the gorgeous courtyard and lake. (Photo by Paul Heney)

Wineries in California, Washington state and Oregon tend to get a lot of press in the tourism industry.

However, there are a lot of lovely getaway vacation opportunities for oenophiles in the Great Lakes region, some in unexpected areas.

Here are three wineries in this bustling region encompassing the United States and Canada.

1. Gervasi Vineyard, Canton, Ohio.

PHOTO: Rooms at The Casa at Gervasi Vineyard are luxurious, spacious, and comfortable. (Photo by Paul Heney)

Most of Ohio’s winemaking regions are clustered along the long Lake Erie shoreline, so visitors may be surprised to hear about this world-class winery located an hour south of the lake.

Gervasi Vineyard is located on 55 wooded acres north of Canton, and wandering the lush grounds feels like you’ve stepped into a secret Tuscan getaway. On a recent overnight stay, we were blown away by the quality of the finishes on everything from the public spaces to the rooms—not a dollar was spared when the designers chose lights, fixtures, artwork, etc.

Brand Manager Jeff Hicks explained that Gervasi recently opened its new 24-room boutique hotel addition, The Casa, on May 1st.

“So, we now have 48 luxury guest suites to offer our visitors,” he said. “The Farmhouse sleeps six to eight comfortably and is ideal for families or groups—and it offers a state-of-the-art kitchen. The Villas are six standalone buildings that have four private guest suites and a common center space that is shared.”

The Casa is constructed in a large C-shape, and each room features a spacious patio that looks out across a courtyard area and lake. An on-site guest experience manager can assist with having wines delivered to your room. Water, sodas and juice in the minibar are complimentary. Breakfast is included, too—you select from 5 entrees and your meal, along with fresh fruit and croissants, is delivered to your room in a beautiful vintage wood wine box.

There are several dining options on property here. The Crush House is a lovely modern wine bar and restaurant with a bustling patio area and a stunningly appointed bar. The Still House serves as more of a coffeehouse during the day, but in the evenings, guests can come here to enjoy wine, craft cocktails and small plates—often with live music provided. The Piazza is a seasonal outdoor patio (overlooking a large lake) that’s a casual dining spot for lunch or dinner.

The dining pièce de résistance here though is The Bistro, where rustic, upscale Italian specialties are served in this lovingly restored circa 1820 barn. The pricing is quite reasonable for the exceptionally high quality of food. Everything was a delight at our dinner, from the pear salad to the chicken piccata to the warm crostini served tableside. And the flourless chocolate cake with peanut butter mousse was the best dessert I’ve had in quite some time.

And did we mention the wines? Gervasi grows its own grapes on-site and produces wines, as well as buys grapes and produces different wines from those. Our waitress deftly explained the different options, across both red and whites, along with a number of Italian wines that the vineyard imports—so no matter your preference, you’re likely to find something you’ll love here.

PHOTO: The Casa, a boutique hotel at Gervasi Vineyard, opened on May 1, 2019. (Photo by Paul Heney)

There’s plenty more to do while at Gervasi, including yoga, distillery tours, culinary classes, tastings and food pairings, shopping, vineyard dinner experiences and concerts. This hidden gem is definitely worth an overnight visit, whether you’re in Ohio or anywhere east of the Mississippi.

2. Two Sisters Vineyard, Niagara-on-the-Lake, Ontario.

This whole region is a heavenly destination for oenophiles, with dozens of wineries scattered around this scenic 19th-century village—and located a stone’s throw from the bustle of Niagara Falls. One of the most popular and prettiest is Two Sisters Vineyards, which conducts tastings and tours of its Italian-inspired estate grounds.

The on-property restaurant, Kitchen76, features a rustic Italian menu that changes with the seasons and is complemented by the vineyard’s award-winning wines. Pizzas and pasta are made fresh on-site using authentic Italian influences.


Ver el vídeo: HOTEL BOUTIQUE - LA RUTA DEL VINO. DCHIC TV TRAVEL (Octubre 2021).